¿Sí?

-Es que al principio me caías antipático, pero cuando se te conoce…  Cuando se me conoce… ¿Qué, hijaputa?. Ni cuando se me conoce ni nada. Es una pose, ¿Crees que soy gilipollas, que voy a ir de comercial de Vodafone? ¡Pues tendré que llamar la atención de alguna manera, yendo de borde, de duro, de House, coño!.

Pero no, tu frase no podía ser una oración neutra, no. La expresión “cuando se te conoce” implica un esfuerzo por tu parte: el conocerme. Que no es que me deje conocer, no, es que tú me conoces, haces el ejercício intelectual de la búsqueda de la empatía. Yo me toco los huevos, mientras tú realizas la acción, ¡Cómo no!, ¡Seras cabrona!

¿Para qué, para que te ponga con las patas pa arriba? -No, es que eres interesante y nosequé -¡Y una puta mierda!, ¡Que te crees que soy gilipollas o qué! Sé cómo soy, sé que no ganaré míster Cordoba, pero coño, tengo buena planta, sé lo que son unos manolos, soy alto, y en una Woman Secret puedo hablar sin tartamudear ¿Qué más puedes pedir a un tío? Me has visto, te he puesto caliente en una tarde tonta, y querías que te pusiera con las patas pa arriba, y ya está, ¡No me intelectualices, que te mando a los Miami!

Pues yo te ví, estás buena y te quería poner con las patas pa arriba y punto pelota. Por eso te estoy poniendo así, y tú tan feliz. No me jodas con que si el conocimiento o que si los cojones a la vela. Yo igual que tú, pero yo no soy un fariseo. Aunque… bueno tú, hay gente que le pone que les peguen y que les pongan una bolsa en la cabeza, pues a tí te pone esta historia.

Lo respeto ¿Ves?. Pero ya me has jodido la tarde.

Share

Marcajes

Deco

Antes de especializarme en la demarcación de mediocentro, jugue toda una temporada de carrilero izquierdo. Siendo diestro, soy así. La verdad es que me gustaba, porque ofensivamente siempre sorprendía -marqué 16 goles ese año, sólo por detrás de los delanteros, que eran Adri y de David– y tenía recorrido para hacer despliegue físico. Pero existía un problema: los marcajes. Habitualmente los jugadores habilidosos se pegan a la banda, habitualmente son diestros, por lo que habitualmente me tocaba cubrirlos, esto es: bailar con la más fea. Mientras tu cometido es tapar la banda, el de tu rival es humillarte, romperte la cintura, demostrar que en tu zona hay un hueco, un solar, que eres un paquete incapaz de mantener limpia tu posición. La verdad es que no defiendo mal pero, para qué engañarnos, más de uno y de dos gambeteadores me jodieron la vida pegado a la cal.

Fintas, amagos, y esa explosividad que tienen los jugadores pequeñitos, que parece que llevan cosida la pelota al pie. Te tiran uno, dos amagos, centran, entran al remate. Una, dos veces: eres vulnerable, tu equipo sabe que hay un problema y que no puedes solucionarlo, y te das cuenta cómo, poco a poco, el central se va cayendo más hacia tu zona para hacerte la cobertura. Miras a la otra banda: nada, nadie ataca por allí, ¿Se olerá el miedo?. Emergencia. ¿Soluciones?: por un lado subir con menos alegrías, estás moralmente tocado. Por otro ser más duro, a riesgo de que la amarilla, que ya te han enseñado, cambie de color. Resignación, ya vendrán otros equipos que entren por el centro y tendré un partido tranquilo.

Ayer Friedrich debió pensar eso “Me va a tocar sufrir”. En la pizarra su entrenador había señalado a rotulador que le tocaba marcar a 80 millones de euros (desde ahora 80E), es decir, a Cristiano Ronaldo. El lateral derecho del Hertha de Berlín, titular con Alemania, maldecía su suerte en el túnel de vestuario poco antes de enfrentarse a Portugal. ¿Por qué coño Ronaldo jugaba cambiado de banda? Lo natural hubiera sido que Lahm se encargara de marcarlo, lo lógico sería que el siete del Manchester atacara por la otra banda, por su derecha natural. Pero no. Le tocó bailar con la más fea de la Eurocopa.

Y lo hizo genial. En contra de los apriorismos, Cristiano, ese colmo de la sobrevaloración y de la testosterona, estuvo incómodo, sólo, desajustado. 80E lo buscó todo, se marchó de la parcela de Friedrich para caer al centro, a ver qué pasaba y, en ningún momento demostró ser el crack indiscutible que Nike y los periódicos deportivos venden. 80E es de esos chulitos de barrio, que se creen que por llevar pendientes son más que los demás. De los que piensan que están predestinados a cambiar el destino de un partido. Y ayer demostró que no.

De hecho, le resultó más pesada la lucha al joven Lahm, tapando a un muy batallador Simao Sabrosa que salió al terreno de juego a darle la chapa y con Deco cayendo mucho por la derecha del ataque luso, que la que tuvo Fiedrich.

Deco, el que le sobra al Barça, sí estuvo imperial. Su dorsal 20 estaba en todos los rincones importantes de juego portugués. Mandó, pasaba como si estuviera en el pasillo de su casa jugando con sus hijos y sus perros. Igual que Ballack por los alemanes. Alemania tiene una tradición de mediapuntas siderales, centrocampistas totales que, además, tienen una vida útil con la casaca blanca impresionantemente larga. Desde Beckembauer -que antes de su célebre posición de líbero, era mediocampista, mucho mejor, por cierto- hasta Ballack, pasando por Matthaüs, Häsler, Andreas Möller o Nemec Schöll.

Alemania es de las que le das una mano y te coge todo el cuerpo, y el de tu familia las próximas seis generaciones. Y lo hizo. Cuatro tiros, tres goles. 80E puede irse ya de vacaciones, montarse en su vespino, e ir a buscar a su novia a la puerta del insti. La Euro queda para personas mayores, para los que saben de ésto. Por eso me da miedo Italia, tan lleno de personas mayores.

PD: Si Portugal fuera Colombia, hoy Ricardo habría amanecido cosido a tiros.

PD2: Este tío no puede sobrar en ningún sitio

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=zAOmA0p41t0]

Share

No voy

http://www.flickr.com/photos/22032337@N02/7427822420/

No me lo puedo explicar. Ni me duelen las rodillas, ni los tobillos, ni nada. Pero llevo dos días que no voy. Que salgo a correr y no encuentro el ritmo, la respiración, me agobio, me aburro, me canso. No atisbo la motivación. Puede ser que tengo el cerebro distraído, confundido y, ya se sabe, el cerebro da vacaciones a las articulaciones… y todas esas putas mierdas que nos dijeron en La vida es así.

No me concentro, no se lo que quiero, ni a quién. No sé hacia donde tirar, no sé qué debo hacer o, por lo menos, qué se supone que debo hacer. Igual debería evadirme, simplemente, pero ¡si lo tuviera claro…! Y así va pasando el tiempo, y así me planto en medio de junio con la declaración sin entregar -otro año que casco, los del fisco me deben ver la cara de gili– y todo por hacer. O ya deshecho, que no es lo mismo, aunque lo parezca.

Ayer me alegró el combinado nacional -y no me refiero a DICcola– con su juego definitivo, alegre, profundo. Me moló que Xabi Alonso jugara tan bien. Me siento muy identificado con él. Es un jugador de los que saben de fútbol, que no ha encontrado un hueco en la selección, pero que tiene taaaanta clase… También me molaron unos detallitos de Cazorla (de Gijón también) y un par de planos de Luisel monoAragonés. Los que no lo conozcan fliparán. Millón y medio de llúros le pagarán los del Fernbahche turco la temporada que viene. ¿Le saldrá a devolver al mono?

Me podría devolver algo Hacienda. A cambio de mi dinero, me podrían ingresar algo de identidad, o bienestar, o concentración. Algún plan… no sé. ¿Para qué sirves maldita Agencia Tributaria?

Por cierto, esta noche me voy del tirón a ver a Raphael al metro. Es un indy.

Arrastrar la dura cadena
trabajar sin tregua y sin fin
es lo mismo que una condena
que ninguno puede eludir

El trabajo nace con la persona
va grabado sobre su piel
y ya siempre le acompaña
como el amigo mas fiel
Trabajar con nieve y con frío
con la fe del que ha de triunfar
porque el agua que lleva el río
no regresa nunca del mar

El trabajo nace con la persona
va grabado sobre su piel
y ya siempre le acompaña
como el amigo mas fiel
Vale mas tener esperanza
y luchar por algo mejor
trabajar con fe y esperanza
por lograr un mundo mejor

El trabajo nace con la persona
va grabado sobre su piel
y ya siempre le acompaña
como el amigo mas fiel.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=sQLtpW111QI]


Share

Adioses

UEFA EURO 2008 - Campionati Europei di Calcio - Francia Italia

El título del post viene hoy más a colación que nunca. Por un lado adiós a Francia, que ayer palmó frente a Italia en un partido clásico de los transalpinos, que anoche lucieron de blanco. Sin hacer nada, con un planteamiento ultraconservador y todo tipo de factores lógicos y extrasensoriales a su favor (lesiones, penaltis, rebotes…), los italianos se impusieron 2-0 a los galos. Además Holanda venció por el mismo resultado a Rumanía, por lo cual Italia se medirá el domingo a España en los cuartos de final, y ayer, como les prometí, cené pasta.

Adiós a la generación que levantó la Eurocopa y el Mundial, adiós a los escuderos de Zidane, a los trotones que se hinchaban cuando jugaban con el gallo en el pecho. Adiós al grupo que hizo olvidar a Boli, Platini, Luís Fernández y compañía.

Esta noticia implica el adiós de España a la competición. Pensar que puede ganar a Italia es como creer que Santiago Carrillo reza el rosario. Será épico, un gran partido, España jugará bien, pero Luca Toni devorará a Marchena. La única esperanza es que Gattusso no jugará por sanción, y la grandísima esperanza es que tampoco lo hará Pirlo, por el mismo motivo. Pero recuerden que la peor Italia llegó a la final del mundial del 70.

Otro adiós es el de las huelgas de transportistas, que parece ya han llegado a un acuerdo con el gobierno. A su presidente, Zapatero, también le doy el definitivo adiós, después de gestionar el tema bajo el lema “con los piquetes, tolerancia cero“. Pocas expresiones me dan más asco que “tolerancia cero“, dos palabras que puso de moda el alcalde de NY, Guglianni, tras los atentados de las torres gemelas, y que son fruto de una mente asustada y enferma. Pero enrraizó y ahí tienen la expresión, dispuesta al manoseo por parte de políticos de la peor calaña. Adiós ZP, piensa cuando hables.

Por cierto este año voy a Xixón a la Semana Negra, que ya hace que no me paso. Vamos, hace como diez años, que se dice pronto. Me viene genial, a ver si me animo con la novela y le doy candela y hago un esqueleto y me forro y en la próxima Feria del Libro firmo en un decorado de cartónpiedra como el cansino de Ruíz Zafón este año (¿Qué pasó Zafón, que llegó Ken-te Follet y te arrasó, verdad? ¡Jódete!).

PD: Escuchad el disco de Francisco NixonEs Perfecta“. Es perfecto. Creo que este verano se baja con Paco Loco a Cádiz, a grabar el segundo. Verás.

PD2: Me pasa mi colega Pedri esto:

[youtube=http://es.youtube.com/watch?v=thU6pG1ADWM]

PD3: ¡Grande Boston! A ver si el año que viene los Knicks venden a Marbury nos metemos en playoffs de una puta vez.

Share

Mata

Alemania vs Portugal - EURO 08 Cuartos de Final
Ayer vi el final del Alemania-Austria, un lamentable espectáculo que desentona con la generalidad de esta Euro que, por fin, empieza a ser un punto de inflexión a favor del buen juego, después del solar que fueron los 90 y 2000Italia campeona del mundo, Francia, con un delantero, del mundo y de Europa, la Brasil menos brasileña de la historia ganó dos mundiales, la gris Alemania del 90 y el 96…- y cuando ya habíamos perdido la esperanza,  nos reencontramos con el cerebro mandando en mitad de partidos tan físicos que asfixian al talento, como el de anoche. Penoso y, como dijo Lineker en su día, pasó Alemania.

Luego zapeé y, pasando de Kyle XY -que es una de esas series que no veré nunca y no se por qué, no le he dado ninguna oportunidad, como a Héroes, aunque todo el mundo me diga que mola- me quedé en el costumbrismo español de La Familia Mata. Y mata. Dentro de que los actores -lamentables- puedan parecer más o menos graciosos, la serie es una castaña predecible, cuajada de argumentos que nos llevan contando desde Farmacia de Guardia (ho-menaje del hogar a Perro Muchacho). Es una mierda, pero ahí la tienes. A ver, se supone que yo me debería dedicar a hacer ese tipo de formatos y guiones -profesionalmente, digo- pero parece que no tengo suficiente talento como para hacerlo, como para estar en ese pelotón de guionistas. por tanto si no puedo llegar a lo que me da asco… ¿A qué aspiro?

Lo ignoro. Tampoco quiero responder. Si queréis un oasis en la mediocridad (por ser fino) informativa de deportes, atended a Santi Segurola. Le conocí cuando era redactor jefe de deportes en El País, y colaboraba en la SER. Ahora cruzó el charco al grupo Recoletos y es subdirector de Marca, pero es uno de los tipos con más criterio que hay en el mundo del periodismo deportivo nacional. Controla de fútbol, basket y atletismo y no se pierde un concierto o peli, a sus cincuentaypico palos. ¡Y del Athletic! Un crack, en definitiva.  Aquí charla con los lectores.

Si hoy Italia queda apeada del campeonato, cenaré pasta, si la que queda fuera es Francia, un bocata de queso y si acaba pasando Rumanía, me comeré un portero de discoteca (teoría: los rumanos no tienen pasta para no tener que pasar por los controles de metales de los aeropuertos. Formarían colas interminables)

Share

El ascenso del Sporting

http://www.flickr.com/photos/30662882@N07/2896175534/

El ascenso del Sporting.

Share

Finde

Alto Tajo

El viernes noche los Fulanos de Tal presentaban sus nuevas canciones en el Galileo y tras un concierto emotivo y un llenazo espectacular, la fiesta se prolongó hasta las siete de la mañana, hora en la que me lancé a la cama. A las ocho Miguel me llama al móvil y una apisonadora cerebral me advierte que me iba de camping con los chavalotes. Hola tú- le digo muerto -¡Hola, estoy en tu ventana, gilipollas, levanta!- me espeta Miguel. Efectivamente, vivo en un bajo, así que giro la cabeza y veo la suya tras el cristal, rodeado de un solazo de sábado indigno de la resaca. Les abro la puerta, entra con su novia y observan cómo avanzo zombi  y en calzobas al baño. Les mascullo que no he dormido ni una hora, mientras les invito a que tomen lo que quieran, que coman lo que les de la gana, o que lean y se automasajeen, y me tiro de cabeza a la ducha. Salgo rápido, hago la maleta, pedo todavía, y partimos. Dejamos a su novia y nos vamos directos a la localidad de Orea, provincia de Guadalajara, a pasar nuestro fin de semana masculino y viril.

Paramos en la capital de la Alcarria para que Miguel pille sus cosas, compro Okey y unos bollitos y empiezo a crear un catálogo de comidas y bebidas lamentables que dará con estómago y, en general, con el cuerpo que tengo hoy por la mañana. Cuando baja con sus cosas Miguel, nos vamos a Fontanar, donde vive Adri. Llegamos, está a diez kilómetros de Guada. Adri está durmiendo en una silla de su porche, al sol, a las once de la mañana, como un viejo tejano. Rumbo al Alto Tajo. No pescaremos porque no hay licencias ni pasta para pagar multas. Miguel y yo vamos de récord económico. Si salimos vivos este mes, daremos clases de creatividad financiera.

Llegamos al camping. Todo muy bien. Miguel monta las tiendas tras su frase póstuma “pongámonos a la sombra, que si no acumula el calor y no hay quién duerma“. Para que se hagan una idea, por la noche rozamos los cero grados. Comemos en el típico bar de pueblo infame, regentado por un potencial psicópata-cejotas que nos da ternera y nos dice que es ciervo, y volvemos al camping, ya con Sampe, Paco y David. No han traído comida, pero sí dos botellas de todo por cabeza: magnífico. Si cayera una chispa, su maletero podría arder durante años, y se vería desde la luna, como la gran muralla china.

Charlamos, jugamos al fútbol/vaso -con terribles consecuencias- charlamos más, oímos el partido por una emisora infame que nos hizo llegar a varias conclusiones:

1) La lesión de Van Vasten fue terrible, porque hubiera llegado a ser un gran jugador de talla mundial¿?

2) Cesc juega mejor si desempeña la función que hace en el Arsenal ¿?

3) Villa es un señor.

Así pues la noche prosiguió en el campo, entre copas, y demás confesiones. David dijo que era su cumple. Veintisiete. Improvisamos la cena, y el del camping nos la clavó: 55 pavos por un plato de bacon, otro de jamón y otro de nosequé. Algo carísimo debió ser. Beluga o algo. 55 eureles. Ahí es nada. Bebimos, brindamos, charlamos. Charlamos, bebimos, brindamos. Brindamos, charlamos y bebimos. A sobar. Un frío brutal, humedad, al lado del río. En una tienda Adri resfriado en un saco de papel, Miguel en su saco para escalar en Everest y yo en mi saco de 26 euros del Carrefour. En la otra tienda Paco y sus gases, David -que se fue al catre antes porque le dolía la cabeza y, como siempre, cuando la peña se duerme se vuelve lenguaraz- y Sampe más simpático que nunca.

Nadie pudo dormir más de media hora seguida y, a las siete de la mañana nos levantamos helados, reventados y con resaca (doble en el caso de Miguel y mío), Adri y yo nos duchamos -intentando recuperar algún miembro congelado- y a desayunar donde el psicópata-cejotas. ¿Tienes croasán a la plancha? -preguntó Paco. A lo que el psicópata-cejotas respondió: “No plancha”.

Excursión por el monte, subida y bajada, animales, pinos, piñones, ramas, musgo, setas, convivencia, cosas de machos. Volvimos, comimos demasiado en Molina de Aragón y de vuelta a casa. Con resaca de dos días, ganas de vomitar durante horas, cansancio físico, piel quemada. Un momento perfecto para deciros que os quiero y a tí también, pero que no puede ser.

Share

El plan B

Pulp

Siempre agradeceré que mi madre me dijera frases como “leer es bueno” -aunque nunca la vi con un libro abierto- o “tienes que estudiar” -aunque no me perdonará haberme dejado dos asignaturas de la carrera- o cosas por el estilo. Nunca me dijo “tienes que escuchar música”, o “tienes que ir al cine” o algo así, pero bueno. Cuando yo le recrimino, ya de mayor, que ella no lee,  me argumenta que sólo le gustan los diálogos. Le invito a que lea teatro, a lo que me contesta que el teatro se ve, no se lee. Evidente, pero incierto. Así que, en una última intentona, hace un par de años o tres, le regalé Pulp, de Bukowski. Y ahí lo tiene, en la mesilla. Ni lo ha tocado -porque si hubiera leído un par de páginas, me habría llamado escandalizada-, pero ahí lo tiene.

Imagino que soy un ladrón, que me voy a uno de esos impersonales edificios de ladrillo construidos al calor de los aires de renovación de los años 70, con la chapita del yugo y las flechas en el portal. Sí, de esos que hay
en todas las ciudades de éste país. Me cuelo en una de sus casas. En lugar de pegar un pelotazo a un banco, o montar una constructora, me da por colarme en una casa donde puedo sacar cuatromil duros -de los antíguos, se entiende- tres collares, un home cinema y la consola de los chavales. Entro sigiloso en el dormitorio, dispuesto a buscar el abrigo de piel de la señora, cuando de repente, me fijo en la mesilla. Tiene Pulp. Será de él -pensaría- ¡Joder, con los marujos, leyendo a Bukowski!.

Probablemente abortaría el robo y me iría por donde he venido -puerta, ventana…- pensando en que sí, que la humanidad todavía tiene solución, que un matrimonio de cincuentones de clase obrera ha llegado a la literatura maldita. Mira, he evitado un robo con el regalo a mi madre.

Dicho esto, Bukowski me aburre un poco. Siempre pedo, siempre folleteos, siempre acabao. Vale, Charles, lo hemos pillao. Total que este tipo de frases de mi madre, sin ningún fundamento, me salvaron de la quema (y la Biblioteca Pública, claro). El argumento oficial es que sin “estudios” no llegas a ningún lado, pero ahí está Dani Güiza para desmentirlo. Le entrevistan en el diario público. Aquí copio y pego algunas perlitas:

“¿Cuál es su película favorita?

Ahora mismo, no sé. Aunque puede que Torrente.

¿Actor y actriz?

Torrente y Pamela Anderson.

¿Se ha traído la Play a la concentración?

Que yo no me traigo nada de esas cosas. Ni consolas, ni libros, ni veo la tele.

¿Entonces, qué hace en los ratos libres?

Dormir en la habitación, es lo mejor. Yo soy muy de siestas.

¿Qué ciudad le gustaría conocer?

Bora Bora.

¿Cuál es su coche favorito?

Todos.”

Bien, tras este despliegue de medios por parte del delantero jerezano, poco más me queda decir. Bueno sí, que los últimos libros que me he comprado son uno de relatos de Chéjov, y El hospital de la transfiguración, la primera novela del recientemente fallecido Stanislaw Lem -homenaje cultural a la selección polaca que ayer vió escapar la victoria en el último minuto frente a Austria– que me han costao la friolera de 40 pavos en la FNAC (¡seismil setecientas pelas!). Tieso hasta que cobre. Tieso.

Éste es Lem… ¡Es polaco el que no vote!

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=U2iNQjD8z-s]

Share

Me hace gracia

FMI (IMF) = Misery...

Siempre he odiado la autocomplacencia por varios motivos pero, sobretodo, porque todos la hemos utilizado cuando pretendemos empatizar -excepto el doctor House-. Quiero decir que me causa vergüenza, lo paso mal cuando, por ejemplo, veo a un político sonriendo, porque sus palabras han causado el alborozo entre una multitud… ¡¡De su propio partido!! -aunque, últimamente en el PP, eso es casi un milagro- o cuando un jugador marca y se crece con los vítores de su afición, o cuando la peña se queja de que todos los jefes son iguales, o que los hombres esto, o que las mujeres lo otro (y lo de más allá). Casi siempre lo hacemos para hacer piña, en plan queputeadoqueestoyandamiracomotúsomosunosputeados¿follamos?

Quiero decir, que a mí hay una expresión que me flipa que es “tienes más peligro que un mono con pistolas”, porque, estéticamente, me hace mucha gracia imaginarme a un simio empuñando una colt del 45. Y sería muy autogratificante hablar de la imagen que me viene a la cabeza de Bush, y establecer la comparación, y que todos los jipicomeflores e izquierdosos nos hagamos pajas entre nosotros. Llevo toda mi vida odiando eso. Que si esta canción va en contra del F.M.I., que si los yankis esto, que si los pijos lo de más allá. Siempre en manifestaciones o conciertos buenrrollistas.

Si pud(r)iera cogería a Dani Macaco, los Chambao, Ojos de Brujo, Manu Chao y suputamadre y les daría millones. Que vivieran unas semanas así. Y luego les retaría a que lo abandonaran… Claro, lo haría, si no fuera porque tienen un montón de millones, ya viven como marajás, y tienen bien claro que su mercado son los jipiscomeflores.

Pero ¿Qué sería de organismos intenacionales filofascistas como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo o el Banco Mundial, sin esos aguerridos detractores? ¿Que sería de Botines, Cortinas o Koplowitz en sus grises vidas, sin esos azotes dispuestos a lanzarles un huevo crudo en la cabeza, en cualquier reunión internacional? Nada. Sus vidas serían lujo y desenfreno. Siempre está bien pararles los pies. ¡Repartamos pistolas a los monos! No. Me censurarán el blog¡Repartamos monos!

PD: Efectivamente, un montón de gente me ha dicho que me parezco a Dani Mateo. Gracias.

Share

Crisis

Antiguos juegos

Así me muevo, inmerso en una crisis que me tiene los pies meneándose en charcos de cemento. Empiezo a tener complejo de muñeco del Subbuteo -¡Dios cuántas horas perdidas con el dichoso juego!- o algo así. Ayer estuve corriendo por el Retiro más temprano de lo habitual porque Jóse me hizo la tarde y, además. cuando el cielo está tan bajo como yo lo siento últimamente, es normal querer aprovechar antes de que todo se vaya a tomar por culo. Gracias a eso ví cómo la actriz Carmen Ruiz -conocida en mi entorno como lafeadeYosoyBea, a la postre mi vecina del tercero- hacía lo suyo por bajar de peso. ¡Terrible el mundo de los actores de culto!

Antes hinché en una gasolinera la bola de basket. Empezaré a calentar muñecas mañana por la mañana, nada más levantarme. El parque del Casino de la Reina, copado por dominicanos desde las cinco de la tarde, es un solar al amanecer. Se ve que en la República Dominicana madrugar no gusta. Así que iré a percutir sobre las redes metálicas desde los siete metros, creyéndome Sasha Vujacic, decidiendo en mi partido imaginario (si el tobillo no lo impide, tengo trauma el 1 de julio).

Después de tener la bola perfecta me pasé por Mercadona, mi super de confianza. Y lo es de verdad, porque su marca blanca -la archiconocida Hacendado– tiene unos productos de puta madre, los precios están bien, y la carne siempre es de buena calidad. Su punto flojo es el pescado, del Mediterráneo, insulso, sin nervio. Por suerte Madrid está plagada de buenas pescaderías. Ahorramás es una estafa y tienen poca variedad y Carrefour Express, directamente… da asco: huele mal, la carne ya viene medio podrida -le cambian la fecha de caducidad- el pan igual… ¡puag!. Y el Día y el Lidl… para cuando estoy de vacas flacas, que es el caso (estamos a día 12 y me quedan 200 euros).

El asunto es que la huelga de trasportistas se notaba en cada estante. Por supuesto los productos perecederos rollo verduras, frutas… nasti de plasti. Pero lo peor es la gente. Esa gentuza, ávida de ser alarmada, deseando escuchar por la radio la más mínima noción de crisis para asaltar los hipermercados. Ayer había tipos que llevaban 15 botellas de aceite, con lo cual:

a) Son gilipollas. Es la opción más lógica y probable. Si no, no se explicarían los 20 millones de votos a PSOE y PP, o la audiencia de Escenas de Matrimonio, o los llenos en San Isidro.

b) Pretenden batir el récord del mundo de pantumaca. Es posible. Cuando un español no sabe qué hacer con su vida se plantea retos de esa índole.

c) Se trata del dueño de El Diamante. El Diamante es una conocida cadena de bares madrileños, famosos por sus calamares a la romana, y todo lo que tenga que ver con el aceite. De hecho, hay tal aceitosidad en el ambiente, que si entras y tomas una cocacola light, cuando sales puedes escurrir tu ropa, y te sale una botella de Koipesol.

Dilucidando si he tenido la suerte de coincidir en la cola de las cajas con el dueño de El Diamante, un lubricado clarividente, o con un simple y mero español/gilipollas más, me fue pasando la tarde. Peiné los 1.400 canales que pillo con un programa informático, intentando cazar el Portugal-Chequia, pero no hubo manera, así que me conformé con la épica que ofreció el Suiza-Turquía de las ocho.

Como mandan los cánones Turquía siguió, paso a paso, el manual de las tardes míticas: aguacero increíble, empezar perdiendo, antecedentes muy tensos, en casa del rival -además organizador- en el tiempo de descuento. No faltó nada. Fue un partido estéticamente muy malo, pero con una intensidad maravillosa. Los neutrales suizos (con centrales de todo, menos neutrales) son el primer equipo que hace las maletas.

Y ahí ando yo. En mitad de todo eso que no es poco. Tampoco mucho, la verdad. Mi coco es un lío del que saldré el lunes. Este finde es el finde M.A.CH.O., lo pasaré con mis amigotes de toda la vida en una tienda de campaña en el Alto Tajo. Rollo Beautifull Girls. A ver si bajando a las raíces, me aclaro las puntas.

[youtube=http://es.youtube.com/watch?v=CQnsFtY-gn8]

Share