Con Nixon

v2_239xY_thumb_nixonDiez segundos antes de que el tipo que ha puesto banda sonora a mis tres últimos años apareciera por el café Manuela, estaba asfixiado por el día tan absolutamente loco que me gasté. Fran es pequeño, está delgado y luce barba que se queda a medio camino entre tupida y el mero descuido que se te dibuja por exceso de trabajo o defecto de esmero. Habla bastante, ordenando bien las frases, pero es de esa gente que sabes que va a escribir mejor de lo que habla, porque lo piensa todo dos veces, cuando se lanza corrige y, las manos al moverse echan de menos lápiz y papel.

Como soy imbécil le digo que antes de nada me firme el disco, y lo hace encantado, con una dedicatoria estándar en la que me doy cuenta de dos cosas: la primera que se acuerda de mi nombre, y la segunda que pone el lugar, Madrid, que no es un dato baladí, pues los dos somos peces norteños en la gigante orilla que es la capital. Tan lejos del Cantábrico. Se lo agradezco de dos formas. Por un lado no le hago preguntas clásicas como “¿De dónde viene el nombre del disco?” “¿Hay algo de autobiográfico en tus letras?” y mierdas por el estilo. Por otro no le pregunto por la muerte de Sergio Algora, sólo por sus encuentros. El nuevo disco (el perro es mío, Siesta, 2009) está dedicado a la memoria del genial escritor maño, y eso ya me vale.

Al final charlamos de casi todo, osea de música. Que Richi está muy prolífico este año y ya tienen seis temas -tres de cada uno- que grabaron en verano, que a los de la discográfica igual les da por culo que cuelgue primeras versiones de nuevas canciones en su myspace, que quiere dedicar tiempo a las cosas que le gustan y ser un poco menos esclavo de los directos, que un artista hoy no debe vivir sólo de la música -volvemos a los griegos-, y que convertirnos en nuestros propios padres, esa sensación que os he narrado frente al espejo alguna vez, es algo irremisible, pero positivo. Es maduro, sabio, medio zen, y lo sabe.

Sólo queda que leáis la entrevista que, todo sea dicho, será el primer paso de un nuevo proyecto: El Blog De Entrevistas Que Nunca Publicará El País Semanal. Si me queréis ya podéis ir enlazándolo a vuestros blogs, hablando de él a vuestros amigos, y castrando a las vacas.

PD: Me ha dado corte decirle que nos hagamos una foto. Así soy.

Share

Despejo Equis

Ayer solucioné mis problemas con el fisco, con el Ministerio de la Vivienda y con el constipado. Así, de una tacada. Como cuando te da un arrebato y te pones a limpiar la casa moviendo muebles y toda la hostia. Los de Bilbao solventamos los problemas a lo grande. Eso lo sabe Mariano, que me llamó para que le diera ideas para con su cuitas valencianas. Le dije que me había jodido su política de comunicación y le colgué. El PP ha empezado a mandar las declaraciones de sus políticos, pregrabadas y editadas, a los medios. No se conforman ya con limitar preguntas, atraer medios, controlar tertulias, editar vídeos… ahora también mandan cedés recopilatorios con las mejores mentiras.

Menos mal que dejé la radio -porque, pese a mi actitud de looser, casi siempre soy yo el que deja las cosas-, porque si no hubiera montado un pollo y me hubieran echado. Con un buen paro, eso sí. Mira, ahora que lo pienso… (nota: llamar exjefe de la radio). Luego me llamaron los representantes legales de Fernando León. Les pregunté si llevaban corbata y me aseguraron que no, cosa que me alivió, y les invité a que me contaran. Dijeron que Fernando, en adelante el representado, quería meterme un puro que te cagas por haber publicado fotos sin su permiso.

Les dije que el representado me tocaba las pelotas, que en su primera peli contaba la historia de una familia que lo intenta, pero que choca con un sistema que les impide desarrollarse, que su segunda cuenta la vida de unos chavales de barrio, pero que chocan con un sistema que les impide desarrollarse, que la tercera habla de unos trabajadores guays, pero que chocan con un sistema que les impide desarrollarse… que si el representado no cree que todos hemos pillado el mensaje, y me dijeron que hacían lo que podían, que creían que me podían meter mano jurídicamente, pero que tenían la sensación de que el sistema les iba a impedir desarrollarse como bufette.

Vaya día, señores.

Hoy tendré el honor de tomar café con don Francisco Nixon. Mañana os cuento.

Share

El jeta

leon2En los últimos diez años, recuerdo dos conversaciones de más de treinta segundos con mi padre. Una era sobre Guardiola y la salida tan chunga que tuvo del Barça, otra sobre Pablo Carbonell. Del exreportero del Caiga Quien Caiga me dijo que era un jeta, que le había oído unas declaraciones en los ochenta donde afirmó que su objetivo era vivir sin dar un palo al agua, y que lo había conseguido. Me abrió los ojos. Sobre Pep me dijo que no merecía el trato que le estaban dispensando los directivos azulgranas, que si él fuera Guardiola lo dejaría, y quedaría los sábados para jugar en la playa con los amigos.

Como las ocasiones de comunicar con el homo antecesor siempre me han sido tan escasas, intento sacar el máximo rendimiento de las palabras de un ser que me lleva trentaiún (no miréis en rae.es que no está) años de ventaja. Pensé que, si algún día llegara a la élite del fútbol, a nivel Barcelona, Manchester, Bayern… jugaría un par de años y me retiraría con veintitrés o veinticinco años. Y a jugar al fútbol en la playa de San Lorenzo, con las espaldas cubiertas de por vida. Como Metzelder, Milito, o el último tramo de carrera de Julen Guerrero, pero sin ir a entrenar. No pudo ser, una inesperada falta de calidad me lo impidió.

Pero lo de vivir sin dar un palo al agua sigue siendo un objetivo a lograr y, voto a tal, plausible. Todos tenemos en la mente un buen puñado de seres que viven muy bien sin hacer nada (“¿Le parece poco ganar mucho dinero sin hacer nada?, muy poca gente lo consigue, mi buena mujer” dijo el Marx bueno), así que la meta es estar en vuestras mentes como un hijoputa más. A nivel Costa´s Brothers, el nuevo fenómeno musical de las Nuevas Generaciones. Que se preparen el Bigotes, el Albondiguilla y mi amigo Fabra, que voy para allá.

Share

Notas de lunes

leon-Ayer hubo el rollo de lo del ejército y todo eso, y creo que ahora en el interior del mismo, en lugar de la marcial disciplina, votan a sus jefes, porque todos los medios coincidieron en que el ejército ha cambiado, y se ha democratizado. En Costa Rica llevan décadas sin ejército. Como oís. Y creo que no les han invadido. Deben oler fatal. Si fuera estadista psicópata alocado, tomaría un terreno limitado por provincias andaluzas. Sabes que no te van a conquistar. En ningún sentido.

-Una señora de alta alcurnia ha pagado a un señor de baja casta para que maldiga a Cristiano Ronaldo. Lleva tres lesiones consecutivas ¿Quién le habrá pagado para que no se considere a Xavi el mejor jugador español de la Historia?

-Empecemos la semana ya empezada con dos alegrías. Por un lado el documental del Kind of Blue que viene en el digipack del cincuenta aniversario del lanzamiento del disco. Un poco cutre de realización, pero muy jugoso en cuanto a contenidos. Gracias por el regalo Manolita. Por otro esta web que se sale: www.obni.es. Este tipo de negocios deberían sobrevivir por real decreto.

-Creo que estoy pasando la gripe A. Jesús Gallego también la pasó en la SER, un par de compañeros igual, y media plantilla del Estu. Y aquí no muere nadie. ¿Dónde está el Apocalipsis que nos prometieron? En este mundo ni su destrucción va a ser auténtica.

-Me he enterado que murieron sin Premio Nobel gente como los descubridores del quark, Tolstoi, Kafka, Chèjov, Borges o Dostoievski. Esa mariscada que se perdieron ¿Hay gente que hace cosas sin esperar una remuneración? Dios mío… el sistema se tambalea…

-Cuando dicen que este país es de pandereta -un argumento muy de viejuno, de los que se creen que en el resto del mundo mean sentados- lo deben hacer por noticias como “Localizada la pistola del etarra que se disparó en la mano“. Joder qué falta de profesionalidad. Si no fuera un cargante cúmulo de siglas, propondría un ERE en ETA.

-¿Cómo se sentirá un lavapiesero cuando su ídolo, el capo del Circo del Sol, se gasta trenta y cinco millones de dólares en viajar al espacio?, ¿Sus diávolos habrán quedado huérfanos?, ¿Tendrán sentido ya los malabares?, ¿Encontrarán fuerza para hacer teatro de calle?, ¿Habrá sido un duro revés y el principio de la ironía o, lo que para ellos será, el Circo de las Brumas Matinales? Pobre Fernando León.


Share

¡No Inés, no!

Sólo se te ocurre a tí ponerte malo en un puente“. Veo a un/una imbécil diciéndomelo, y le pongo la cara de algún profe, alguna amiga de mi madre, algún compañero de otros trabajos… el típico imbécil que te suelta esa frase hecha, estúpida, que presupone humor, dado que es complicado que tú mismo decidas cuándo te pones malo, y es mala suerte caer enfermo en un puente, entonces ese reproche se supone que ha de causar risa, mucha risa. En la fantasía le pego un tiro en la nuca cuando se gira. Así me las gasto en las fantasías. En mis fantasías no me trincan zulos cada quince días.

Con la nariz taponada, cansado y tres días así. Encima ayer me brotó la tensión acumulada. Cuando broto ya me puede llamar Inés Sastre diciéndome que me lleva a una noche de big band en el Wellington, dejándome un traje de Hugo de su futuro marido millonario mientras éste está de negocios en Lima, que me la suda. En casa, psicótico. Me duché tres veces, me autocorté el pelo, no hice ni una comida seria, ora unas galletas, ora unas patatitas, ora otra cocalight… salí a la calle cuatro o cinco veces y al salir ya quería volver, me ví gordo en el espejo, empecé tres partidas a la Play que no acabé, ví a la selección zapeando sin parar con el básket… Si fuera un crío, éste estado me duraría un mes, como he crecido busqué la solución y salí del túnel gracias esto:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=MyOFVX_W29M]

Hoy todo va mejor. Sigo sin respirar, pero dios ha bajado a Lavapiés y me ha dejado en la puerta una caja de Bisolgrip. De todos modos me pregunto el porqué del puente. Es decir, osea, miremos un poco cómo va la cosa… ¿De verdad la peña se va a pillar días libres? Si un ángel negro dijera que el mundo se acaba tal día, y el finde anterior hay puente, presupongo que se lo pillaría todo el mundo, ¿No? Un poquito inmoral me parece el concepto puente, con la que está cayendo. Soy un tipo gris, pero molo ¿Que no?.

PD: Julián Ruíz es un patético suplente de mierda que huele a pachuli.

Share

Recomendaciones de puente

1. Leer:

Ahora que Amenábar está de promo hasta en la sopa justificando toda la pasta que se ha pulido y que, seguro recuperará, y justo antes de que se metarmofosée con Almodóvar y formen el megazord Almonábar, uno de los tíos que mejor me cae del universo/mundo, Jordi Costa, le ha puesto el guión a los dibujos de uno de mis ilustradores favoritos, Darío Adanti, y se han cargado al ínclito. Se llama “Mis problemas con Amenábar”, publica la Editorial Glénat, y os hacéis con el librito por 9,95 euros oiga.

2. Escuchar:

Amén de los podcast publicados en la sección al uso, que nunca está de más revisitar el excelente gusto musical del que hago gala, recomiendo que quien tenga el Up de REM, le de una reescucha. Es de esos discos que se encajonan y que no molaron a nadie, pero a mí es el que más me gusta de los de Athens -muy pro– porque teje una atmósfera superoscura, que me flipa, pero además abre un par de claros celestiales, como por ejemplo mi canción favorita del grupo: Why Not Smile, que aquí versiona el aclamado rodiseb82, desde su puta casa:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=XlG2W8YpzdE]

3. Ver:

En Lost In Madrid, hemos ideado un mecanismo de promo mediante el cual algunos artistas versionan la canción que les sale de las pelotas. Como la semana pasada estuvimos con Anni B. Sweet, nos dejó la canción de A-ha. Mola:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=GRbYewzeJ7k]

PD: y a pasárselo bien y a no tomar drogaína.

Share

Malos tiempos para la lírica, ergo buenos tiempos para la épica

PTDC0012Si tuviera entre setenta y dos, y noventa y dos euros, iría a ver a uno de mis amores platónicos, Diana Krall. Como no los tengo, disfrutaré de mi amor más socrático, que no es poco, y que a la otra la disfrute Elvis Costello. Si te cobra eso por ir a verla, mantenerla tiene que costar un riñón, y no están los tiempos para muchos excesos. Precisamente disfruto mucho de estos tiempos, siempre me llamaron la atención. Al estudiar el crack del 29 y sus derivaciones críticas en la década de los treinta del siglo pasado, siempre tuve curiosidad por vivir aquella época, que vino después de la fiesta a la que cantó George Gershwin.

Hay pocas cosas que hagan sentir mejor a un ser vivo que saber que ha superado una crisis y, para superarla hay que vivirla, así que estamos en el peor momento de un gran momento. Nunca en mi vida había tenido tantas ideas, jamás había aplicado tal grado de perspicacia y creatividad hasta en los actos más cotidianos de mi vida, y eso me hace sentirme vivo, fuerte e inteligente. Es la hora de los grandes porque en este momento, grande no es quien vive entre oropeles, sino quien vive.

Nadie sabe nada. El futuro de la industria discográfica, audiovisual, tecnológica, médica, de los servicios… el futuro de la industria, es decir, del esqueleto social que habíamos conocido, está en el aire, y no se me ocurre un escenario más apasionante para el hijo de un obrero. La gente ahorra capital, ignorante de lo que les puede deparar el porvenir, como si el ahorro de dinero fuera a garantizar seguridad, como si el dinero, en realidad, tuviera un valor que supere lo meramente intercambiable. Qué equivocados.

Es la hora de la clase y el talento, es la hora de la prueba, el momento en que Xavi vive con dos marcadores soldados a su dorsal, y en el que toca demostrar lo que valemos, tener la mente despejada, las piernas ligeras, y disfrutar de cada minuto de esta final de Champions. Si salimos victoriosos, disfrutaremos el vino y las rosas, si no es así, habremos despejado dudas, dejaremos de vivir con esa sensación de superclases desaprovechados en campos mediocres. Es la era de la ruina y la seducción, pero no de la decadencia. Aprovechemos el momento y, Diana, invítame al concierto, no seas tonta.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=FsZXauFs4o0&feature=related]

Share

Norwegian wood

1254890501No puede dejar de llamarme la atención que en plena era de la información, cuando los seres vivos nos hemos convertido en animales con una cámara pegada a la mano, expertos en autofotos -práctica que ya se ve por la calle sin ningún rubor-, cuando los píxeles, las resoluciones y los zooms ópticos carecen de secretos, en el momento en el que bajar a tomar una pinta al pub se puede convertir en un extenso reportaje fotográfico que más tarde arruinará carreras profesionales en el facebook, sólo se conozca una instantánea de la expedición de Roald Amundsen.

¿Por qué a veces construyo frases tan largas? ¿Por qué Amundsen no me admite como amigo del facebook? ¿Qué coño fueron a buscar al Polo Sur? ¿Por qué sólo valían perros groenlandeses, porque era más macho que nadie? ¿Cómo ha logrado el historiador Harald Ostgaard Lund encontrar la foto entre un archivo de setecientas mil? ¿Quién coño ha financiado eso? ¿Pa tonterías siempre hay dinero? Ayer estuve con el propio Admun tomando algo -su móvil hace unas fotos que lo flipas- y hablamos de todo un poco. De la expedición tampoco le gusta mucho hablar, porque es que no encontraron nada. Pero bueno, de pivas, de que esto ya no es lo que era, y esas cosas.

Donde sí se me encabronó fue con el mapa del mundo. Él cree en la proyección de Peters, y yo le dije que también, pero que comprendiera que tener que tirar todos los mapas que se habían impreso no era moco de pavo, que él no lo sabe, pero eso cuesta un dineral. En todos los libros y todo. Además, al hombre blanco siempre le ha gustado -nos ha gustado- ser el puto centro, estar en la parte de arriba, y que lo nuestro sea lo más grande (en geopolítica y representación, el tamaño sí importa).

Para despedirnos me dejó caer que Miguel de la Quadra Salcedo era un impostor, cosa que ya sospechaba, que no sabe ni abrir una lata de Hacendado, de esas con la tapa blanda. Que es literal, que en un viaje por el Amazonas encontraron un Mercadona -joder con los valencianos- y que no le daban bien ni las vueltas. Le dije que aquí Rodríguez de la Fuente había sido puesto en la picota por los programas del corazón hace años, y no le extrañó lo más mínimo.

Share

Call me

Ayer me llamó mi otro yo. Mi otro yo surgió el quince de abril de mil novecientos noventa y cinco, cuando alguien me preguntó si prefería a los Stones o a los Beatles. Elegí a los Beatles y ví como una especie de figura mía, con una transparencia del 75%, abandonaba mi cuerpo y comenzaba una nueva vida. Supongo que porque eligió a los Stones.

Mi otro yo vive en un apartamento de la 105, esquina con Columbus Ave., al lado de Central Park, en NY. Trabaja haciendo reportajes para la revista del viernes del Times, y colabora con algunos medios españoles -ha publicado en La Vanguardia, o El País-, contando historias sobre cosas curiosas (gente de por allí y todo eso) bastante bien escritos, la verdad. Tuvo un lío con Silvia Uslé, y lleva una vida muy de americano, de amigas con derecho a roce, de sudaderas de algodón grises con capucha, de ver a los Knicks y llamarme para decirme que Nate Robinson es peor que Chichi Creus, y demás.

De vez en cuando se interesa por la vida de mi yo-yo, el abajo firmante. Me llama, y le cuento y me cuenta. Anoche le comí la cabeza con mis comeduras de cabeza. Me dijo que le parecían demasiada personas comiendo demasiadas cabezas, me recomendó valorar las cosas más estúpidas que más me gusten, y estoy en ello. Me dijo que pensara en las cosas que echaría de menos si hubiera elegido a los Stones, que van desde el eco de la voz de Carlos Carnicero, y otros tertulianos de la familia, por toda la casa, hasta el olor del jabón Magno, que me recuerda mi infancia en la aldea, placeres tan proletarios…

Colgué como si hubiera salido de una ducha supercaliente y me pusiera mi sudadera favorita sin nada debajo, y saliera por la calle bien temprano, y me cruzara con dos personas con motivos para saludar, y viera a un niño comprar cromos, y a la gente abriendo las cafeterías, y escuchara una de las canciones favoritas de mi otro yo.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=dRPwFAoQwxc]

Share

La pregunta de Alberto de Mónaco

Cuando se dieron los Juegos a Londres todos sabíamos que los de dosmil dieciséis no podían ser para Europa. Ni siquiera cuando se los cedieron a la pírrica Atenas, en el centenario de los Juegos modernos, a modo de homenaje, se saltó la ley de la rotación de continentes. Eso lo sabían todos los miembros del COI, vosotros, yo, Gallardón, y todo ser vivo que lleve unos pocos años en este planeta. Pero, sin embargo, Madrid se presenta candidata, ¿Por qué?

Si hablar de lo ridículo que sería que una ciudad tan caótica, de un urbanismo tan absurdo, donde la corrupción se ve en el diseño de cada plazoleta, con tal cantidad de mierda en el aire, embotellamientos de tráfico y falta de la infraestructura informal (no hablo de estadios, hablo de comunicaciones, espacios, y mentalidad que construyan un ambiente realmente deportivo, práctico, rápido). La candidatura de Madrid nace muerta, pero sus representantes, temerosos de reconocer la batalla perdida, de quedarse sin su cruzada personal, haciendo gala del estilo político español (esto es, personalista, ausente de un compromiso colectivo), se lanzan a un carrera cuyos costes, por cierto, no han aparecido en ningún lado.

Lo peor de todo, lo que peor huele, es la alineación de todos los medios de comunicación con la decisión suicida. Si bien al anunciar la candidatura algunos -principalmente bien relacionados con el PSOE– se mostraron escépticos, conforme se acercaba la fecha de elección todos comenzaron a salivar, viendo en la organización de tal chocho deportivo, una última tabla de salvación ante la crisis galopante propiciada por la falta de ingresos publicitarios. Todos veían posibilidades, como si esa regla que, como señalé en el primer párrafo, todos conocíamos, no existiera.

Merced a ese lucrativo espíritu, radios, teles, prensa y digitales, nos contaron, minuto a minuto, cómo se constituían lobbies, cómo las más altas instancias se juntaban con tipos, prometiendo el oro y el moro, esto es, comprando su voto. Con todo el morro lo han contado sin valorar, en ningún momento la moralidad de las acciones, sin cuestionar en absoluto el método de elección, más propio de la película Los bingueros que de un planeta ojiplático ante la crisis. Por lo menos han tenido la decencia de no entrar en el dinero que la delegación española ha invertido en jamones, abrigos de visón, o putas, en su estancia en Copenhague.

Esas mismas prácticas denominadas  lobbies son las que le dicen a un presidente de gobierno que debe subir impuestos a los que menos recursos tienen. Son grupos de presión compuestos por las principales energéticas, los grandes bancos, y demás gente guay monopolista e influyente. Igual que nos cuelan que la rotación de continentes es un mito, nos cuelan la canción neoliberal, negando los monopolios que presiden o gestionan. Pero esas negociaciones no las conocemos, es una pena.

A modo de anécdota, de esas que tanto me gustan por cuanto me parecen relevantes, el vicealcalde Manuel Cobo, reconoció que fumaría algún cigarro la tarde de la elección, declaración políticamente incorrecta donde las haya, en plena época de castigo a los fumadores, donde sólo fuman ya los malos de las pelis. Imaginad el grado de relax para con la imagen moral: todo vale. Los medios han insistido en el apoyo popular, basándose en un acto en el que se juntaron doscientasmil personas -según la generosa organización- en la plaza de Cibeles. Tengamos en cuenta que Madrid tiene seis millones de habitantes, que cantaba Bisbal gratis -en Guadalajara cobró veinte euros y metió veintemil personas en un estadio- y que Rouco junta seiscientasmil almas (nunca mejor dicho) cada vez que decide estornudar sus proclamas en la capital. Gran apoyo popular, sin duda.

No hemos quedado sin Juegos, una pena. Con lo buena que era nuestra candidatura. Mañana nadie recordará nada: ni la pasta que ha costado, ni la responsabilidad de semejantes lumbreras, ni las prácticas chapuceras y corruptas, ni nada de nada. Genial. Viva el espíritu olímpico, y viva Colacao.

Share