Christma

Sol está horrible, lleno de gente con cara de encantarse a sí mismos, niños boquiabiertos con un bigote de mocos, señoras-pivote (dícese de esas señoras de 55 años o más, que no llegan al 1,65, con abrigos de piel, polipiel, o derivados, que caminan en packs de dos o más, sin rumbo fijo. Vamos, que molestan por la calle, te salen por las axilas, etc…) dando por el saco, y todas esas cosas de fechas cercanas a la gran cena de Navidad, ese momento familiar y entrañable.

Luego determinados comportamientos que me hacen preguntarme por mi condición humana, si es que pertenezco a ella: el comentario sobre las cestas de navidad. Concepto cesta de navidad: regalo de empresa, con cosas de lujo poligonero, así como cava, o espárragos, y vinos y JB y movidas. Que si la paletilla estaba salada, que si tal.

Sombreros graciosos/pelucas absurdas. Las venden en la Plaza Mayor (lírico tema de Revólver, que calzó el otro día Angels Barceló. No tienes perdón, Angels, yo que te hubiera puesto un piso…) y la gente las compra a espuertas, y te bajan a manadas por la calle Atocha con sus pelucas ridículas, como si nada. La visera cabeza de venado… no sé es como las camisetas divertidas, que no me pueden dar más por culo (Escuela de la Puta Vida, Demasiada cerveza nubla la vista, Sex instructor, y un desgraciado y largo etcétera…).

Las cenas de empresa. A mí me da igual, porque mi cena es multisectorial, ya que nos juntamos varios autónomos. En realidad cada noche que me hago un sandwich estoy en una cena de empresa. Lo malo es que recibes las influencias de otras cenas de otras empresas y te encuentras a sinvergüenzas a las diez de la mañana con la corbata puesta en la cabeza. La corbata porque en navidad, tanto a nivel cena de empresa, como a nivel fin de año, es imprescindible disfrazarse de comercial de Tecnocasa, sólo combinable con una gorra-venado.

Las calles llenas de vómitos, muy chachis, con sus tropezones de escalopes y tal. Seguro que si subimos mil metros, las potas componen un precioso mosaico que pone “pacharán”. A ver, que la navidad me mola. Lo que me mola menos es la gente, pero eso me pasa en cualquier momento del año. No me llames amargao, llámame incómodo.

PD: Carlos Goñi, si lees esto, ten claro que no te voy a decir eso “le has puesto banda sonora a mi vida… siempre me has acompañado…”, ten claro que te llamaré D-E-S-A-P-R-E-N-S-I-V-O.

Share

En cero coma…

Resulta que Lorca no está donde esperaban. Deberíamos hacer un libro de dibujos, vestir a Federico con una camiseta a rayas horizontales rojas y blancas, un gorro y unas gafas, e incluírlo en pequeñito dentro de una ilustración laberíntica. ¿Dónde está Lorca? ¿Con Hitler, Elvis y Jesús Gil en México?

Reuniones con gente de ayuntamientos (ojo, concejal de importante ciudad SIN, repito SIN ordenador en su despacho), casi nunca papeo en casa, reunión en una asociación de vecinos con mayores ociosos, de ahí a grabar un espectáculo de transformismo, luego pateo en Casa Patas, donde reporteros demodé y pequeños genios de la guitarra (que no duendes) alargan las lenguas a base de cañas… para que digáis que mi vida no es rara.

Share

56640

Verás tú. No me olvidaré de los morros de Arturito, el niño de once años que cantará el número. Lo veré en youtube, porque el momento me habrá pillado en la calle, y Javi me habrá llamado para decírmelo. Taxi a la calle Conde Duque, que pago religiosamente con una risilla psicótica. Tendremos que ir con Mario a urgencias porque le ha dado un síncope, sin secuelas, un sustillo, nos confirmará Manolo desde el 12 de Octubre. El resto les esperamos en el asturiano, el último día que va a abrir.

El cabrón de Antonio sacará sidras que, por supuesto nos cobrará, y va a enseñar piñata bajo el bigote ante las cámaras de tele. El encargado de recibir a los comerciales de los bancos seré yo. Venid hijosdeputa, que os tenía ganas. Les paso la fotocopia del estracto en el que me indican que estoy en números rojos, y que ruegan que me ponga al corriente. Les daré cita para 2012. Al grito de Antonio saca la frasca, aparecerá Mario con cara de incrédulo y todavía algo pálido, y Manolo se abrazará con Pablo, que va a llamar a los de Diagonal para suscribirse.

Javi empezará con sus cábalas, con lo que tenemos que invertir, lo que nos deberíamos quedar para chucherías, el tipo de fondos en el que deberíamos eludir la mayor parte de impuestos, etc…, mientras Pablo le grita que la cuenta de la vieja se tiene que acabar, que preparará una hoja de Excel. Entrará Pablo Rabilow, el único que sabía que currar en esto era una inversión. Ajenos a las historias de nuevos millonarios arruinados en poco tiempo, me pongo ante las cámaras, y las iré colando una tras otra, a ver si me ve Buenafuente, me llama y acabo de colaborador. Que si tenemos más agujeros que tapar que Tiger Woods, que si tal…

Sólo tendrán que coincidir cinco números. Sólo necesitamos un golpe de suerte.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=TeNgwMI8Xa8]

PD1: La canción es uno de “my shower own collection“. Una confirmación de que, de no haber salido tan rematadamente heterosexual, sería un mariquita.

PD2: La foto es de la colada de los vecinos de arriba. Efectivamente, son los Dalton.

Share

Calidad vs efectividad

El eterno debate. Por lo menos en mi ámbito laboral. Supongo que si eres tornero fresador, los tornillos miden dos milímetros y no hay más cojones, pero desde los dieciocho años llevo enfrentado al dilema. José Claudio recordará aquellos guiones que me llevaban días, donde cada frase tenía un cómo y un porqué. Lo que no vió es la cara de la gente a la que le ponía el programa, que era la cara del “pues vale, chavalote“. Han pasado los años y, contra lo que pensaba, ni se estudian en facultades, ni se han hecho tesis, ni páginas webs destripándo aquellos cabos que se hacían y deshacían al antojo de lo surrealista.

Me dí cuenta que si invertía menos tiempo en que todo encajara y más en que la forma impactara, a los oyentes les encantaba. Se descojonaban y reaccionaban. José Claudio también recordará aquellos últimos guiones, que eran páginas en blanco comentadas en el ascensor, en los que ni nosotros podíamos acabar los sketches de la risa, o cómo Javier Cansado se despelotó con la minientrevista. Supongo que todo será cuestión de eso, de pasarlo bien.

Tengo la sensación de que me va a resultar más complicado aparecer en las enciclopedias de lo que esperaba, así que prefiero centrarme en vivir, y que lo trascendente se salga de lo laboral. Sólo posee inteligencia un cero coma cinco por ciento de los seres capaces de hacer que mi trabajo tenga la relevancia que merecería, si le dedicara todo mi talento y esfuerzo en el detalle. Creo que es pura economía. Y siempre habrá alguien con un poco más de talento del que yo posea, así que prefiero tirar por otros caminos. Es posible que sea una mera treta para huír de mi verdadera falta de talento, pero necesito cierto ego hinchado para sobrevivir.

Ejemplo, la campaña de Reacciona. Tienen un primer spot, de los de quitarse el sombrero y darles un globo de oro:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=tuIr5e8-B0g]

Imagino que su director lo pondrá en casa, a sus amistades y tal y se tocará, porque mola un montón, bien. Y resulta que la publicidad en internet da un giro, y la gente de la campaña de Acciona mete bajo su paraguas el famoso music for change, una buena idea, relativamente espontánea y casera. El mundo al revés, en lugar de generar un viral, compran uno que ya funciona, y sacan este tipo de vídeos, con unos encuadres, y calidad, bastante… ¿caseros?

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=Dek_RXG_1oE]

Será porque es mi admirado Raphael, sera porque parece que se han divertido trabajando, y han divertido al personal. Ovbiamente no va a triunfar como viral, porque esto no funciona tan así. El viral es una lotería y a la lotería no juega Botín, jugamos los mortales. Puede que sea complejo de equipo pequeño, que cree que a calidad, el Sporting nunca ganará al Arsenal, por lo que, al no jugar en los gunners, no gasto energía entrenando la calidad. Sólo intento preparar todos esos factores que pueden conseguir que el Sporting dé la campanada, y que el Marca no tenga más remedio que titular “el fútbol es así” al día siguiente.

PD: Si mañana bajara un marciano a la Tierra… le pondría el segundo vídeo.

Share

El postmonólogo

Garito muy bonito y recomendable, lleno de gente (¡que pagó seis pavos por veme!) que rozaba la media de cincuenta palos. Público difícil, que se dice, salto generacional importante, y dos gintonic entre pecho y espalda. Todo fue como siempre: veinte segundos de miedo y el resto a disfrutar, con el guión en el coco, pim-pam. Todo genial hasta el chiste del 11M (nota interna: este país todavía no está preparado, dejar en la nevera un lustro). Me costó cinco minutos arrancar otra risa. Al acabar me siento eufórico y guay.

El segundo pase, con otro cartel de “no hay billetes” pero respetable más juvenil,  fue más raro, porque noté unas sensaciones que nunca había experimentado. Empecé confiado, con cero nervios, me salió mejor, más fluído. De hecho estaba tan metido que ni me daba cuenta de orden de guión, ni leches, hice enorme paréntesis, enlanzado con el hilo sin ninguna dificultad.  Comodidad absoluta, como conducir un Mercedes. Al acabar me desfondé, apareció todo el cansancio de hora y media de show, como nunca antes me había sucedido. Serán tablas, o será que uno nunca se acaba de conocer.

En definitva a la gente le gustaron las miserias de Supermán, que de nuevo Escatología1, Sutilezas0; y el target de personal que se reunió a verme no era el mío, así que me fui satisfecho, doy la talla, show must go on.

PD: La foto es del mítico momento en que el incalificable Alber(to) Ponte me pone a parir en El Recuenco, donde presentaba la entrega de premios del Festival de Cortos este verano. En ese momento pensaba en asesinarle, él a mí también.

Share

Anunciado en T.V.

Pues eso, que si os place ver cómo Supermán os desgrana sus miserias a golpe de cigarro y pacharán, os espero en Valdemoro. Aquí cuelgo las características del escenario, que tampoco es para un Disney sobre hielo. Aquí anuncios en prensa local, parece que vuelvo a La Casa (sic). Y aquí, le hago una mueca al alcalde, que es algo que siempre me da bastante risa.

Los principios de Sinatra tampoco fueron fáciles. Digo yo.

Share

El poder de la Red

Al calor de los acontecimientos desarrollados en los últimos días, considero que:

1) La industria discográfica debe estrujarse el coco para sacar pasta por algún lado que no sean las copias. Pretender que las copias, los trozos de plástico, sigan siendo su fuente de ingresos, es tan ridículo como si, desde los setenta, hubieran cobrado a las radios por las copias distribuidas para su emisión. El mundo, parece, ha cambiado.

2) Que los multimillonarios protesten, es una consecuencia de haberse dejado arrastrar por lo anteriormente dicho. Ser músico no sólo es tocar, y echarte a la bartola esperando royalties (que, aún así les llegan y muchos). No quiero caer en la demagogia de querer ver a Serrat levantando pladures. Es como si Loquillo pide que encarcelen a los Artic Monkeys por haber producido su primer disco en un local de ensayo, o como si Velázquez escupiera en la cara de Pollock. La explotación y beneficio extremo del mercado discográfico en los últimos años (la aparición del cedé ha sido clave) ha traído estos lodos. Todo sistema genera su antisistema. Jetas.

3) No entiendo que los medios digan que el Gobierno se reúne con los internautas. ¿Quiénes son los internautas?, ¿Qué es un internauta?. Hablar de internauta, es como hablar de “respiradores de oxígeno“. Internet es una revolución tan colosal, que ni los tipos que han acudido a la convocatoria, se dan cuenta. “Los internautas” ni pueden, ni deben reunirse con nadie. El poder de la Red se podría ventilar cualquier gobierno. Personalizarlo y buscar representantes supone calcar la estructura del mundo real al virtual, algo absurdo. En el fondo, un “representante de los internautas”, es lo mismo que una copia de un disco. La necesidad psicológica de correspondencia entre real y virtual.

4) Internet, y más en nuestro país, todavía está verde. Ni siquiera diferenciamos. Ayer se manifestaron Ignacio Escolar, o el fundador de idealista.com, y todos les vemos como tíos de superbuenrollo, no como lo que son, que es megaejecutivos. Todavía no identificamos los estratos de poderes en la Red, parece que sólo Bill Gates es un burgués hijoputa. Todos los que intentaron poner a González Sinde contra las cuerdas, son empresarios que, en caso de que no basen su negocio en una burbuja irreal, lo basan en la publicidad. Igual que en la tele, o la radio, la publi nos crea necesidades que no tenemos, y encarece el producto. Pero ellos nos caen bien.

5) Contrariamente a lo citado por los medios de comunicación, Internet no es un medio de comunicación. No es prensa, tele, radio e Internet. Internet es otra cosa, completamente diferente, es un mundo paralelo al tangible. ¿Acaso la calle no es igual medio de comunicación?

6) La ministra cometió ayer un error de comunicación lamentable. La Cadena Ser prometió durante todo el día su comparecencia en Hora 25, y en el último momento dió la espantada. Cagadón.

7) Lo que preocupa de Internet, es que no pueden mandar callar:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=tkmsZnG_KDc]

PD: qué cruce más guapo tenemos en octavos…

PD2: feliz puente Loquillo.

Share

Sony

El mundo es un walkman gigante. Dadle al play y seguid leyendo…

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=JXDdXFeo7ck]

A Rosario, Loquillo, Aute y otros ganapanes les ha tocado ser el botón del pause. Dicen que si la cosa sigue así, en cinco años no habrá música ni canciones. Igual es que se dedican a escuchar las emisoras de radiofórmula que les han encumbrado, y que llevan unos años -a rebufo de la estrategia de KissFM– tirando de oldies, como si fueran un grandes éxitos eternos. Si ha sido así, pensarán que nadie ha escrito una canción desde 1985. Los chavales que están ahora en un garaje, y que mañana serán los que pongan ritmos a las pistas de baile deben estar flipando, y preguntándose quiénes son los ganapanes. La primera es una hijade, famosa por el calado de Uyuyuy mi gato. El segundo es un mamut que se cree que tiene que seguir buscando mods para partirles la cara, y Aute es la antítesis de Leonardo da Vinci: un humanista que toca todos los palos y que la jode en todos.

El botón del rewind lo llevan los periodistas deportivos, indignados porque el balón de oro no sea para un español. Es que los franceses nos tienen tirria. Nos ven con deportistas tan buenos, unas infraestructuras tan sólidas, un desarrollo tecnológico tan avanzado, y una economía tan saneada, que es normal que nos odien. Si un francés metiera la nariz en el As fliparía.

A mí me ha tocado el del play, como siempre. Pero es de esas veces que le das al play y el dedo también pisa el forward, y oyes la cinta superacelerada. Si engancho el de pasar para adelante significa que econtraría el camino correcto y eso sería pecado. Hay una serie de normas históricas en mi vida, y una de ellas es que las Navidades sin un poquito de sufrimiento, no son Navidades.

Share

Obsesiones positivas

– El acostumbrarme a fines de semana que son bocetos de un cuadro muy bonito.

– El jodido proyecto (lo siento, mi mente de estudiante de políticas me echa la bronca, pero no lo puedo evitar. Es el mundo freelance). Estoy todo el rato pensando cosas. Seguro que cuando todo vaya rodado me piro. Siempre me pasa en la Play. Cuando me construyo los equipos chachi, me aburro y empiezo de cero otra vez. Siempre me pasa en general. Mierda.

– El Informe Robinson sobre los españoles en la NBA: desde la brecha de Antonio Martín hasta el triunfo de Pau. Lo posteó Gintonic Dream y me alegró la noche. Queda un hueco para la calidad en la tele. Michael, si lees esto escribe. Y aprende castellano, cabrón.

– Los Low Stars. Son una mezcolanza que hacen country. Hay parte de Gigolo Aunts (Dave Gibb), y si un miembro de los de Boston se tira un pedo, yo me lo como. Esto no es un pedo, es un proyecto musical magnífico, son cuatro guitarras y otras tantas voces haciendo virguerías, así que me lo como con babero. La canción que me obsesiona es :

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=iElSLAyHNHw]

Mejor bajar el disco. Los acordes que en el vídeo son de piano van, en estudio, con una acústica sideral.

– El culo de Christina Rosenvinge.

PD: Mi terapeuta me ha dicho que no todas las obsesiones son negativas.

Share