atentado terrorista

in política

Atentado terrorista

Tenemos el titular: un atentado terrorista en Nueva York acaba con la vida de más de mil trabajadores de la zona financiera de la ciudad. El resultado hubiera sido otro, seguro. Ahora vayamos de Nueva York a DaccaBangladesh. La cosa pierde mucha relevancia. Sus muertos son menos muertos. Valen menos. Se podría generar un índice que nos permitiera poner valor monetario a los muertos, la gente de métricas puede hacer esas cosas, y sabríamos que el mundo ha perdido menos.

Ahora cambiemos a mil white collar workers por mil trabajadores industriales hacinados y sin formación que cobran cincuenta dólares al mes. Cada pequeño cambio en el relato hace que un hecho muy parecido pase de emergencia mundial, a una mera anécdota. Si finalizamos diciendo que se ha tratado de un accidente laboral y que los que ponen significados a las palabras a eso no lo llaman terrorismo, empieza a resultar molesto dedicarle más de un minuto al asunto.

Para finalizar metemos en un recipiente los siguientes ingredientes: que se trata de manufacturas que nosotros compramos, que el sistema nos garantiza precios bajos para que nosotros podamos cambiar de ropa cada temporada, que los autores no son musulmanes barbudos sino occidentales de power point como nosotros, que nos podemos acoger perfectamente al “no podemos hacer nada”, y que están a once mil kilómetros de distancia. Ya tenemos nuestra mundialización perfecta, en la que se globalizan los sistemas productivos, pero no la responsabilidad ni la culpa. ¡A disfrutar!

Share

Leave a Reply