in mis cosas

Canciones para él: “Summertime”

Billie Holiday

Cuenta la leyenda que George Gershwin, huyendo de los vicios musicales causados por su conocimiento intuitivo y buscando formación clásica, intentó ser discípulo de Ígor Stravinski. El maestro le preguntó al norteamericano por la ganancias del año anterior. El joven Gershwin contestó que 200.000 dólares, ante lo que Stranvinski dijo: “Entonces usted debería darme clases a mí”.

Vivió poco, tuvo mucho éxito e hizo lo que quiso. La vida ideal. Treinta y ocho años de oro puro. Un americano en París, música para un puñado de películas, y su ópera Porgy and Bess, de la que sacamos una nana que se llama Summertime, y que versionó mi voz favorita, Billie Holiday. La Holiday da para un blog. Ya tendremos tiempo.

Share

Leave a Reply