in mis cosas

Carta a Paloma Cervilla

Estimada Paloma Cervilla:

No sé qué habrá hecho tu culito blanco para llegar a trabajar como periodista en el ABC y tertuliana en la Ventana de la Cadena SER, pero supongo que no te volverás a ver en otra igual. Ayer dijiste en tu espacio radiofónico, al que confundes a menudo con la barra de un bar, que había “aviones de mujeres que venían a parir a España”. Tal cual, como suena (escúchenlo aquí donde pone La Tertulia, con Nacho Escolar y Paloma Cervilla). Por supuesto, no aportaste ni un sólo dato sobre el número de embarazadas internacionales que desparraman placentas y cordones umbilicales en nuestro suelo patrio. Cuando te pregunté por los famosos aviones en Twitter, me dijiste que me fuera a freír espárragos.

No recuerdo haber oído a médicos que se quejen ante la llegada de vuelos con embarazadas, sidosos, personas con cáncer, y algún que otro con pequeñas magulladuras, o constipados, que vengan de Swazilandia, Nepal o Austin-Texas, atraídos por los cantos de sirena de las gasas y el betadine gratis. Seguro que los hay, y por ello, Paloma, deberíamos decirles que se acabó, que tururú, que dejamos de ser las putitas sanitarias del mundo. Ya está bien. Tampoco resultará barato repatriarlos, así que lo mejor será prohibir el vuelo de embarazadas, realizando un test de embarazo a cada pasajera. Mejor dicho, ya que lo de los test nos puede salir un poco caro, lo ideal sería que las mujeres no volaran.

Por si acaso, he buscado precio para los vuelos entre España y Santo Domingo. El más barato posible para los próximos días, cuesta 2.143,54 euros. La media está en 2.700 euros (rumbo.es). El precio de parir en una clínica privada en Santo Domingo, es de 40.000 pesos dominicanos si hay cesárea, y 20.000 si es un parto normal. Al cambio son 814 y 407 euros respectivamente.  Si a esto sumamos unas ocho consultas a lo largo del embarazo, a un precio de 9.000 pesos dominicanos -183,13 euros-, tenemos un gasto total que ronda los 1.000 euros. La idea que me transmites es que la sociedad dominicana es tan gilipollas, que por perder casi 2.000 euros, meten a embarazadas en aviones para atravesar los casi 7.000 kilómetros que les separa de España. Los precios son de 2008, así que igual ha subido la cosa. Mucho.

Lo malo de que las mujeres no vuelen, es que si vienen hombres de fuera, podrían dejar a nuestras mujeres embarazadas, y tener que asumir nosotros el coste del parto, en vez de hacerlo como es de ley con un copago entre el país de origen del padre, y nosotros. Deberíamos prohibir el tráfico aéreo de personas. Aún a costa de reducir mucho el tráfico y tener que plantearnos cerrar el aeropuerto de Castellón, por ejemplo. Y que no entren por mar, ni por tierra. Habrá que poner a funcionar al ejército, apostarlo en nuestras fronteras, y así reactivaremos la economía, generaremos confianza y crearemos empleo. Ya lo tengo.

Rompiendo un poco el tono de tus argumentaciones, Paloma, te daré datos contrastados. En 2009 se constituyó un Tribunal de Cuentas en cuyo manifiesto final se aseguraba que se podían haber recaudado 970 millones, sólo de los países de la UE y la EFTA (Noruega, Islandia, Suiza), con los que existen acuerdos mediante los cuales podemos reclamar el dinero del gasto sanitario a los respectivos países. No lo hacemos porque no está establecido un sistema de gestión eficaz que permita que esa factura se emita, se envíe y se cobre. Esta cifra ha sido utilizada  por Sanidad, para mezclar esta deficiencia en nuestra gestión, con el supuesto abuso de los inmigrantes en situación irregular, que ocasionan un gasto muy inferior, como acreditan todos los estudios. Aunque ya sé que a ti, los estudios te la sudan.

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria ya ha manifestado que “ante la disyuntiva a la que se somete al Médico de Familia, que atendemos ante todo a personas, entendemos que la lealtad al paciente es la que debe prevalecer“. En una carta dirigida a la Ministra de Sanidad, la misma Sociedad, señala que “Entendemos que deban tomarse medidas para corregir abusos que  se hubieran propiciado en el pasado, como el turismo sanitario o el uso de nuestra red asistencial por personas no residentes en nuestro país. Pero nuestra experiencia asistencial nos muestra que esta no es la situación mayoritaria de este colectivo, y que más bien es un colectivo con una fuerte condición de exclusión social y, por tanto, de riesgo para la Salud Pública y de posible morbimortalidad“.

Tengamos en cuenta que su periódico, el imaginativo diario ABC, publicó el 13 de abril un artículo en el que relata cómo en Reino Unido se alecciona al personal a explotar nuestro sistema sanitario. En un delirante texto, interpretan un folleto de la embajada, que pretende ser de utilidad en caso de necesitar acudir al médico -como supongo tendrán todas las embajadas-, como si fuera un robo más, después del peñón de Gibraltar. ¡Les invitan a empadronarse! No dicen nada de la pasta que se dejan los ciudadanos británicos comprando segundas residencias y viviendo medio año en nuestro país. Esa patética información fue contestada por la embajada británica, como es natural, señalando que sus ciudadanos aportan 10.000 millones de euros al año, esto es, el 1% del PIB español.

Por si todo esta sarta de sandeces no fuera poco, estimada Paloma Cervilla, auténtica #periodigna de ABC, he de felicitarte por el ejercicio periodístico que implica contar que “Si yo quiero llevar a mi hijo a un colegio solo para chicos, ¿Por qué no me lo puede subvencionar el Estado?“. En serio, esto de las mezclas nos está volviendo muy locos y, Paloma, llevas mucha razón, pero claro, es impopular. Decir las cosas demostrando que no tienes una puta neurona es muy complicado, y muy valiente y, desde este humilde blog aplaudo tu ignorante y pública opinión que, como muy bien me contaste en Twitter, basas en tu experiencia, que es más importante que cualquier estudio.

Pues nada, señora, creo que hablo en nombre de todos los fans de la frivolidad cuando te doy la enhorabuena por hablar ante 744.000 oyentes, según la última oleada del EGM, sin aportar nada más que una opinión peregrina basada en tu experiencia personal, que es precisamente por lo que se contrata a un periodista, por contar sus experiencias personales, y mucho más si lo hace con tu pericia y tu soltura. Las fuentes y los datos son cosas del pasado. Espero que sigas viviendo así de bien.

Siempre tuyo.

SPCB

PD: aquí te dejo el enlace a un trabajo espectacular de hemeroteca. Prácticamente todo lo que se publicó en 2000 en prensa sobre los sucesos de El Ejido, que están más relacionados con tu teoría de los aviones dominicanos, de lo que crees.

Share

Write a Comment

Comment