in mis cosas

Cosas que envejecen mal

-Vetusta Morla: la primera escucha mola. En la segunda te haces fan, y en la tercera estás hasta los huevos de gorgoritos y épica. Muse pueden aburrir por su grandilocuencia porque son extranjeros y se lo pueden permitir. Piensas “allí esto será normal”. Vestusta son de Rivas, chico. Metidos con calzador en todos los festivales, hasta en la Feria Agroindustrial de Pepino (Talavera). Son la nueva versión de Mecano, considerados ahora el copón bendito, en década y media nos dará grimilla reconocer que los escuchábamos.

-Sexo en NY. El problema de basar una serie en un montón de tópicos sobre las relaciones entre mujeres y hombres, las últimas tendencias en moda elitista, esnobismos de ricachones, y zapatos Manolos, es que llega un día en que los tópicos sobre las relaciones entre mujeres y hombres no pueden manosearse más, y el resto de cosas pasan de moda a la vez, y de sopetón. Y ese día ha llegado.

-Yahoo! era el recopete, uno de sus creadores, asiático, vino de promo a Lo Más Plus, y vendió color, creatividad, locura. Lo que vende Google ahora, vamos. Antes Internet era meterte a Yahoo! y explorar las carpetas de subcarpetas, que te llevaban a primitivas webs con el objetivo de ver tetas de actrices. Como Google ahora, vamos. No supo renovarse, y ahora se dedica a cosas que el común de los mortales desconoce. Cuando alguien te da su mail @yahoo.es, lo miras con un gesto de fría compasión.

-La estética de Lydia Lozano. No nace como un homenaje a los 80, sino como un desarreglo espacio-tiempo. El ultrabronceado marrón, a lo Zaplana (gran cantera de políticos la de la Comunidad Valenciana), hace que destaquen los colores claros y brillantes, como de videoclip de Tina Turner. El pelazo atufa a laca a través de la pantalla. Ese pelo se puede tocar desde casa. Inventó el 3D. Lápiz de ojos que les den profundidad, cual Fétido de la familia Adams. Curiosa ella.

-El pareo masculino. Cuando era pequeño ya aparecía Miguel Bosé con la cantinela del pareo para los varones, sin perder por ello virilidad. Cada año desfilan sobre las pasarelas, se comentan en reportajes, y vemos sus fotos al final de El País Semanal. Señores de la industria de la moda: el pareo masculino nace viejo, porque nunca jamás, en la puta vida, se va a llevar con normalidad. Nunca.

Los trending topic en los informativos de la tele. La irrupción de Twitter y las redes sociales como excusa para dar noticias, o incluir opiniones, recuerda abrazos de los bustos parlantes televisivos a fenómenos innovadores como el “teletrébol“, citar teletipos, o hablar de conexiones “vía satélite”. La idea es que el medio legitime el hecho de seguir creando contenidos chapuceros. Cuando palme Twitter, localizaremos temporalmente los vídeos de época del boom social.

Share

Write a Comment

Comment