in mis cosas

Dé por té

Ramón Besa, Iñako Díaz Guerra, Juanma Trueba, Julio César Iglesias, Paco González, Miguel Ángel Paniagua, José Sámano y Santi Segurola son ocho elegidos en un mundillo, el de la prensa deportiva nacional, en el que el resto son forofos opinadores. Ellos, que tienen experiencia, criterio, y saben de deporte y de escribir, son un oasis. Viven rodeados de Roncero, Manolete, Tomás Gómez, Pipi Estrada, De La Morena y otra larga lista de tipos que componen un pésimo panorama periodístico, y que rellenan páginas y horas de radio y televisión con rumores, especulaciones y teorías patéticas, al más puro estilo Salsa Rosa.

Y es que el calado metalingüístico de Coto Matamoros es bastante más profundo que un artículo de Alfredo Relaño sobre el villarato. El famoso villarato es la punta de un iceberg de mierda y mentira, vertida de manera gratuíta para el consumo del ciudadano. La excusa es, como en casi todos los creadores de basura, que su público lo pide. Alfredo Relaño, periodista talludo, director del diario As, defiende que Angel María Villar -ese tipo esquizofrénico que dirige la Federación de un deporte al que ni sabe nombrar- ha tramado un conspiración a favor del Barcelona y en contra del Madrid.

Explica, de ese modo, que el equipo que mejor fútbol ha planteado en décadas, sea capaz de conseguir títulos. Es el peregrino argumento con el que ha editorializado en las dos últimas temporadas, mientras en su portada fantaseaba con tal o cual nuevo fichaje salvador para el Real Madrid, y alguna que otra mentira (véanse Silva o Villa vestidos de blanco). Ni una prueba, documento, o testimonio. El antiperiodismo. En el Marca tampoco son muy profesionales, que digamos. Los amigos de AntiMarca satirizan con el tema.

En Cataluña, Sport y Mundo Deportivo tiran en el otro sentido y, entre todos, encontramos media cuartilla diaria que valga la pena. Jamás veréis una rectificación en la prensa deportiva, disciplina de cócktail y copazo, en la que se lleva mucho ser amigo de, o conocer a. Lo último: el caso Pellegrini. El técnico idóneo hace nueve meses es, ahora, un lastre para un grandioso proyecto que tiene, como meta, conquistar Marte. En esos nueve meses ha conseguido números de récord en cuanto a goles y puntos. Ha ganado las mismas copas del rey que el resto de temporadas desde 1992, y no ha sido campeón de Europa.

Todos los periódicos presionan para un cambio, Mourinho, un tipo altivo que, lo único que garantiza es lo conseguido por Pellegrini: resultados. Pasó con Del Bosque, los que se lo cargan, luego lo pedirán, los que batían récords de venta con presentaciones megaestelares, luego cargan contra un proyecto galáctico, pidiendo uno aún más galáctico para el año que viene. Son los descerebrados, los que convierten al desaprensivo en ídolo por un taconazo. Entre el discurso incendiario, palabras como cantera, mesura, e inteligencia, ocupan el gallinero de sus imaginarios.

Share

Write a Comment

Comment

  1. Por partes (lo siento, aquí me has tocado por lo que, precisamente, me toca):
    1. Los “ocho elegidos” son insustituibles, aunque te faltan algunos de los buenos en la lista…
    2. La anti-lista también es bastante acertada, aunque creo que el Tomás Gómez (nombre de político socialista, ¿no?) al que te refieres es en realidad Roberto Gómez, de lo peor entre los peores…
    3. Alfredo Relaño es el ejemplo de un buen periodista que chochea ya… Sirva de ejemplo, aunque no creo que como redención, que él fue el ideólogo de la sección de deportes de Canal Plus que muchos seguimos adorando años después…
    4. El Marca es un buen ejemplo de un periódico deportivo de referencia en Europa a lo largo de años que se convierte en la referencia del peor periodismo posible… Y pese a que Inda es uno de los grandes culpables, es una deriva que procede de años atrás…
    5. Dicho esto, y por lo que me toca, el periodismo deportivo (y también el periodismo, en general) es ahora mismo absolutamente asqueroso, execrable y deleznable… Deberíamos detenernos y dejar de hacer este periodismo de mierda; pero supongo que este periodismo de mierda es el más cómodo para los propios profesionales, las empresas, los partidos políticos y los consumidores de los medios de comunicación… Por suerte, de vez en cuando se encuentra algún reducto de buen periodismo (deportivo o no) que se puede aprovechar… Quizá esos sean los únicos apuntes de optimismo en una profesión prostituida que cada día está más lejos de ser un oficio (lo siento Paco González) y más todavía un arte…

    PD: Dicho esto, soy optimista; porque me niego a pensar que los lectores/oyentes/videntes son tontos y realmente se pueden encontrar reductos de buen periodismo… Hay que buscarlos, pero se encuentran…
    PD2: Siento la parrafada…

  2. Gran post Alberto, bastante patético el panorama del periodismo deportivo, especiálmente la prensa, donde las líneas editoriales de Marca, As, Sport, y Mundo Deportivo, son bochornosas. Sin excepción. Quizás en radio y televisión el tema esté un poco mejor, ¿no crees? A mi no me disgustan las secciones deportivas de El País, y tampoco de Canal+ o TVE.

    Otro tema lo de Paco González. Vaya por delante que le considero un gran periodista y que no me cuadra su marcha. Pero de ahí, a la que se está montando en internet en su defensa… me parece un gran exceso. El día despues del “tijeretazo”, de que se reduzcan ¡600 millones de €! de ayuda al desarrollo, o de que los colchoneros celebren un título petenta años después… resulta que la gran movilización ciudadana se produce en defensa de Paco González. Que si se pelea con sus jefes de la SER, se irá a otro sitio… y punto. Novias no le van a faltar. El absurdo llega al punto de que se está montando una especie de boicot en Facebook a los anunciantes del Carrusel, amenazándoles con no volver a comprar sus productos si no vuelve “Nostrapacus”. Al loro con la página de Telepizza (www.facebook.com/telepizza), pinchar en el Muro en “otros” y veréis el nivel de sin sentido de la situación. En fin…

    Y por cierto, muy buenos los videos de la Carlos III. Que sepas que sois competencia, y ponéis el listón muy alto ;)

  3. Me gustaría agradecer esta frase de Sergio: “Deberíamos detenernos y dejar de hacer este periodismo de mierda; pero supongo que este periodismo de mierda es el más cómodo para los propios profesionales, las empresas, los partidos políticos y los consumidores de los medios de comunicación…”
    Hace mucho que no oigo esa autocrítica, con el epígrafe de algo “cómodo”. Como plumilla de la Villa, opino que es verdad. Que ya vale de tanta guasa… Veo proyectos de periodistas con pedigrí que se dedican a hacer el mismo periodismo facilón de siempre. ¡Y sin cambiar su discurso pureta! Con dos…
    Vaya que formamos parte de la solución, pero tb del problema…
    Salud y paciencia!