in política

Domingo por la tarde

Cuenta Jorge Verstrynge que un amigo muy de derechas y probablemente colaborador en España de la CIA le dijo ““Mira Jorge, no te engañes, la única izquierda del siglo XXI van a ser los populistas”. Es posible que en un mundo en el que nos han ametrallado con basura para perder la perspectiva histórica, con una clase obrera desarmada de orgullo, la izquierda efectivamente deba rebajar el discurso para “llegar más”, para ser más “accesible” al “gran público”, para que lo entiendan los gilipollas, vaya. La entrevista que concede en Jotdown no tiene desperdicio, y su pillada ayer en el escrache en casa de Sáenz de Santamaría tampoco lo tiene.

Anoche en la Sexta Noche (La Sexta) el expresidente cántabro Miguel Ángel Revilla lanzó sobre la pizarra un estado de las cosas tan simplificado como claro. Revilla, que siempre ha destacado por la campechanía de sus gestos y la cercanía de su discurso, se permitía elevar el mismo para hablar de esos poderes por encima de la política, que son un monstruo al que cada vez se nombra más (ya lo hicieron los jueces en Salvados, llamándolo quinto poder) y al que sólo falta poner cara, nombres y apellidos. Cuando eso suceda veremos lo que se hace. Me apetece conocer la reacción popular al saber que el Gobierno de un país hace lo que quiere Fulanito de Tal. Con un poco de suerte iremos a su casa, les pondremos pegatinas y Federico nos llamará nazis.

Sentémonos a esperar.

Y escuchemos.

Share

Leave a Reply