in mis cosas

El puto APR

A ver si nos aclaramos, porque todo esto es bien facilito. Vivo en un área de prioridad residencial, en adelante APR, lo que significa que sólo pueden atravesarlo en coches de residentes y, si no lo eres, un residente tiene que autorizar esa matrícula, demostrando que lo es. Sí, las mudanzas, mensajería, visitas de amigos y familiares, son un coñazo, lo sé. El rollo es que cada vez que alguien viene, tienes 48 horas para personarte en la oficina del APR, o mandar un mail, para que no le caiga al propietario del coche una clavada matemática de 90 pavos. Si lo haces vía mail, tienes que estar atento al correo durante esas 48 horas, porque si no te autorizan, tienes que volver a intentarlo y vas listo.

Pasa un coche a mi casa, mando el correo, como otras sesenta y tres veces antes, y la respuesta no llega. Me doy cuenta al tercer día, porque de sesenta y tres envíos de matrículas, es normal que en uno tengas algo mejor que hacer que mirar el correo durante 48 horas -como pille fin de semana no contestan hasta el lunes- a ver si los mamones del APR han autorizado la entrada o no. Llega la multa ipso facto. Me planto en la oficina de tráfico, sita en a tomar por el culo, perdiendo una mañana de curro. Allí presento alegaciones que, antes de que Gallardón saliera al grito de ¡Recaudemos! me habían dado resultado. Acredito mi residencia, la matrícula, el mail enviado y la autorización para esa misma matrícula de otra fecha. Es decir: soy yo, os mandé este mail que no contestasteis vosotros, y este coche ya ha pasado por esto.

A los meses vuelve la multa, han tirado el recurso, así que nos invitan a pagar, o volver a recurrir. Volvemos a recurrir, otra mañana de curro perdida, en la misma oficina de a tomar por el culo, donde ahora nos dicen que no, que vayamos a la oficina del APR, donde está el verdadero protagonista de todo esto, nominado desde ahora como EL GILIPOLLAS, quien nos debe entregar un papel en el que ponga “tenemos problemas con los correos de hotmail, no llegan“. Mañana perdida. Perdemos otra mañana más -y van tres- yendo a la oficina del APR, donde el gilipollas indica que, al ser sábado, no está su superior y que, por tanto, nadie puede hacer el papelito que ponga que su servicio online es una mierda tercermundista -si se les llena la cuenta de correos se peta, y caen multas también-, así que mejor que me pase el lunes, que estará su jefe. Le digo que llevo una colección de mañanas perdidas y, el gilipollas me suelta con sus dos cojones, exponiéndose a un brote de ira, que “la Administración es así“. Busco la cámara oculta.

Hoy pasamos a la oficina del APR, perdiendo otra mañana, a ver si está su jefe. El gilipollas llega a su oficina a las 10:15 -una hora menos en Canarias-, indicando que su jefe, en realidad, trabaja desde la oficina de tráfico. Sí, la de a tomar por culo. Lejos de sacarle los ojos de las cuencas, meterlos en un sobre, y enviárselos a su madre para que haga sopa, le decimos que, dado que el error es suyo, deberían redactar un documento, donde indiquen los problemas que tienen con la recepción de los mails, documento que se niega a hacer tanto el gilipollas, como su jefe que, desde el teléfono, aclara que no es su problema.

Dadas las circunstancias la cosa está así: nos quieren robar 90 euros, nos han hecho perder seis mañanas, de momento, nos toman por imbéciles, su servicio es lamentable y estafa a los ciudadanos, no reconocen su error, el gilipollas está haciendo oposiciones para que le abra la cabeza con un extintor, y las lleva muy bien preparadas. Desgraciadamente continuará, probablemente vía OCU pero, sí algún día pasáis por la plaza del General Vara del Rey, entrad en una oficina azul y, si son más de las 10:15, tiradle una cacahuete al gilipollas.

PD: Larra dijo más o menos esto, pero con otras palabras.

foto: http://www.flickr.com/photos/64247734@N00/

Share

Write a Comment

Comment

  1. Lastima bolsa de cacahuetes………… Como bien has adelantado anteriormente, la administración es así ……
    Lo peor de todo, es que encima les tienes que dar las gracias!!!!!!! Animo ……..

    • Jajaja, eso a tus amigos de pueblo de toda la vida no nos pasa jajaja.
      Hay que mantener todos esos servicios que tantos mencionais los de la capital..

  2. “(…)el estrés me parece un concepto demasiado ambíguo, volátil y difícilmente medible.”

    superfectocaballerobritanico.wordpress.com
    Ceuta y Madrid
    19 de Agosto de 2010

    Fuerzas, compañero!