in mis cosas

Es muy guapa

nico2

Me lo dicen todas. ¿Y yo qué?. No me lo puedo creer… ¡¡Yo soy un ser vivo inteligente, capaz de procesar la información y generar ideas!! ¿¿Es que te cuesta mucho decir que su dueño también lo es?? ¡¡Aunque sea mentira!! Es una putada, porque es que a Nico se la pela de canto que la llames guapa, fea, yihadista o judeomasónica, porque en cuanto oye el ruido de una bolsa se cree que son sus fronstings (así llama Víctor al pienso) y puede cruzar el Atlántico a nado con tal de darse un buen atracón.

Yo no. Si me dices que soy muy guapo, me ruborizo, suelto alguna broma a bote pronto, y me voy ilusionado caminando a casa, donde saborearé esas palabras y crearé ficciones sobre el futuro. Pero no. La guapa es ella. Que lo entiendo, si yo tuviera ese hocico y esa lengüita, y esas orejas de ser lista, pues claro. Nico podría ir a un certamen de belleza, y cuando le pregunten qué es lo que sabe de Rusia, en veinte palabras, seguro que lo hacía mejor que la miss aquella.

[youtube=http://es.youtube.com/watch?v=CgwiIVmKiWk&feature=related]

¿Cuántas veces han llamado guap@ a alguien sin haber interés sexual de por medio? (absténganse los peluqueros y carniceros de barrio). Tiene su mérito, por tanto. O el nivel de zoofilia es alarmante, y no lo creo. Ayer estuvo en casa la tía de la asociación que me facilitó la adopción de Nicoleta. Vio que estaba sana, ágil y brillante como pocas, que soy un padre responsable, y se quedó tranquila. Me dió la mala noticia de que el perrito que iba a pillar, en principio –George Clooney– y que, finalmente fue devuelto a la familia que lo abandonó (¿¿??), había muerto atropellado este verano. Putadón.

Tener perro es maravilloso. Te enseña que en tí hay un maltratador potencial, un mal educador potencial, un vecino antisocial potencial… vamos que se te quitan las ganas de tener descendencia. Te das miedo tú. Ojo. Anoche ví Wilbur se quiere suicidar. Es la bomba. Un ejemplo más de que el humor negro cala en Europa de todas todas. Es el primer regalo que me hace la tele (deportes aparte) desde hace meses. Y eso que ayer decidí desterrarla de nuevo de mi cotidianeidad y estuve escuchando música: un recopilatorio de música brasileña, Splitsville (hacen power pop), y un crooner, porque a Nico le encantan los crooners -nos llevamos bien- Jamie Cullum, el Twentysomething, creo.

Jamie Cullum es la ostia, un crooner como otro cualquiera, pero como sale a tocar con Converse All Star, pues es supermoderno. La misma fórmula que utilizó Milikito hace veinte años. Qué triste. Pero está bien producido. Cullum, digo, no Emilio Aragón (de los antiguos Milikis). Es chungo encontrar un disco bien producido hoy (ni el Boss produce ya medio bien), y este mola.

Bueno, os dejo una foto real (como en las páginas de contactos de la prensa, que pone “foto real”, que digo yo que la foto, sabemos que es real, pero lo que interesa es que la muchacha corresponda con la de la foto en cuentión… en fin) de Nicoleta.

Share

Write a Comment

Comment