in mis cosas

Es un tipo fenomenal

Ha pasado de ser un tipo absurdo, demagogo, con muchos complejos, a parecerme un tío gracioso. Me refiero al presidente Aznar (los que han sido presis de gobierno tienen el tratamiento de presidente de manera vitalicia), que se está convirtiendo en el Cantoná de la opinión pública. Con la diferencia de que el delantero francés era genial, y el madrileño siempre se ha caracterizado por la ausencia de brillo. Pero me mola el rol que asume ahora. Es una mezcla de friki que va de vuelta de todo (que son los más graciosos), y señor que quiere dar miedo. Carne del remake de Hotel Glam.

Cada vez que comparece ante los medios -casi siempre desde su propia fundación. Una fundación, ese concepto para sacar cuartos- despotrica como una alimaña desnortada. Sus afirmaciones me hacen mucha gracia, pero cansa que siempre arremeta contra lo mismo. Le da tanta cera a ZP que, en realidad, le está haciendo bien. Creo que es una especie de Bela Lugosi, que se ha creído su propia película. De verdad piensa que dejó un país de la leche y que en seis años los rojos (él creerá que son rojos, seguro) se lo han puesto patas arriba. Él, que puso los pies encima de la mesa.

Y es que va sueltecito, sin pelos en la legua. Sólo tiene encima de la lengua y, supongo que debajo, en ese escultural cuerpo. Si varía un poco más el discurso y empieza a opinar de literatura, deportes, música, tele, sociedad y demás, me haré un fan incondicional. Un tipo así, con esa mentalidad, que es capaz de querer a un compi de pupitre como Villalonga para darle Telefónica, y romper relaciones con él, porque el enlace de éste, en segundas nupcias, contrarió a los Legionarios de Cristo, merece toda mi atención.

PD: Dejo el glorioso momento. A destacar la actitud de Ferguson (ni le mira al ser expulsado), de Butt superjoven corriendo flipado, y de Schmeichel haciendo de mediador social ante la niña del exhorcista.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=u-WmfTIRUWY]

Share

Write a Comment

Comment

  1. Cantona y cualquier friki le dan mil vueltas al millonario chocho vigoréxico éste, que merece que le pasen cosas muy malas de aquí al final de sus días.

    Y su mujer, es un aborto de primera dama pretenciosa de esas que entran a la política, pero frustrada, claro.