in mis cosas

Gracias

No sé cómo se cierra un blog porque es la primera vez que lo hago.

Alguno menos florido y concurrido se me apagó de muerte natural. En realidad lo he terminado. He terminado de escribir Su Perfecto Caballero Británico y la sensación de terminar algo para alguien que no termina nada, aporta mucha paz.

Lo he acabado. No queda ni uno de los cimientos sobre los que construí este personaje que siempre será fabuloso, rico, y sin el que sería difícil explicarme.

Ha sido como documentar un historial médico de la década (de los 22 a los 32) más fantástica de la vida de cualquiera.

Agradecería con una copa de Moët & Chandon a todos y cada uno de los lectores. Nacerán otras aventuras que se adapten al contexto.

Gracias.

Share

Leave a Reply