in política

No hay motivos para la huelga

Suena el despertador y me levanto. Mi despertador es un móvil que me “regaló” una compañía por firmar 18 meses de permanencia con ellos. Esa compañía lleva muchos años cobrándome mucho más de lo que debería por sus servicios. Tan es así, que la Unión Europea está harta de pedir una bajada de precios, que las compañías desoyen. Cuando se privatizó la compañía telefónica que construimos entre todos, y cuyas deudas iniciales sufragamos todos, se nos dijo que sería para abaratar la factura. Se ve que no.

Me deslizo de la cama hacia la cocina aprovechando cada metro, porque cada metro es oro, oiga. Llevo años pagando un alquiler a un precio desorbitado. Otros pagan descomunales hipotecas que no acabarán nunca por pisos mega sobrevalorados. En la cocina doy la luz de la campana para preparar el desayuno. Lo hago recordando la subida del 7% en la tarifa de la luz para este mes. Todo por asumir un déficit que nadie nos explica, por parte de una empresa que fue pública, y que para su privatización nos prometieron que… ya saben.

Igual un poquito de agua no viene mal. Aprovecharé antes que privaticen el Canal de Isabel II, empresa que da 100 millones de euros anuales de beneficio, pero que hay que privatizar. Seguro que es para que el sector sea más competitivo y la factura baje. Pero como siempre que han dicho eso, ha sucedido lo contrario, y se lo ha llevado muerto un señor, insisto en que prefiero disfrutarlo.

Me ducho y me visto con mi traje made in China del H&M, mi camisa y mi corbata made in Taiwan de Zara, empresas todas que pagan 80 céntimos por una jornada de 22 horas a sus niños trabajadores y que, de paso, han dejado de fabricar en nuestro país, es decir, de aportar trabajo, buscando mercados más “flexibles” en materia laboral. Salgo zumbando cojo el coche y me voy al trabajo. La gasolina ha subido un 1,8% en la última semana. La otra opción es el metro, que ha subido un 50% el último año, y promete seguir haciéndolo.

Llego a Siberia. Siberia es el sitio donde trabajo, el sitio de las Sicavs y el juego con la legalidad. Allí se nota poco eso de la huelga, porque son todos unos trabajadores excepcionales. Hoy pasan un control a las 9:00, otro a las 11:00 y otro a las 13:00. Una hojita en la que un representante por área, ha de especificar quien está, quien no y a qué hora se entra, se sale y por qué. En Siberia todo el mundo gana poco dinero. El que gana 30 considera que gana poco, el que gana 50 también, y el de 300 no va a ser menos. Para ellos ganar 31, 51, o 301 merece pisar cualquier cosa.

Llego a casa y pongo la tele para ver tertulianos a sueldo de partidos. Resulta una evasión hablar de elecciones, conflictos territoriales, y navajazos del politiqueo más chusco y deprimente. Una evasión para no pensar en que, según un estudio de la Fundación Pere Tarrés, un 25% de los niños españoles padece desnutrición debido a la crisis. Ojo. El 21,8% de los hogares españoles se encuentra bajo el umbral de la pobreza. La televisión que antes se encargaba de acercarnos las tragedias de países lejanos, ahora nos evade de las tragedias cercanas.

Me tumbo en la cama y pienso que todo va bien, y que no hay motivos para la huelga. No.

Share

Leave a Reply

12 Comments

  1. Un par de typos: “que nadie noS explica” y “para que el secTor sea”.

    Y H&M es una compañia sueca, así que no se si tiene sentido que aparezca en el post.

  2. Sublime, Alberto.
    No hay motivos pra la huelga, porque vivimos en el individualismo y en el sálvese quien pueda. Pasamos de los sindicatos y los desprestigiamos con críticas prefabricadas porque es lo que se lleva, lo que estamos acostumbrados a oir.
    Hasta que paramos 5 minutos a pensar… y nos damos cuenta de lo tontos que somos.

    Y tiene todo el sentido lo de H&M, obviamente

  3. Hola ante todo felicidades por el blog. Me gusta este post, una idea para ayudar a un sector de la crisis, es que Europa piense en apoyar solo sus productos, cosa muy dificil.
    Tengo unos vaquero comprados hace 11 años en Unicem cuando todabia fabricaba en España. que me sigo pudiendo poner. Algo caros si lo piensas, creo que unas 11000 pesetas de la epoca. Lo que costaban unos levis. Pero un pantalón fabricado en china no me dura ni 2 años y los precios oscilan entre los 10 y los 120 euros. Hay unas tiendas llamadas de comercio justo donde se puede apoyar la causa en contra de Amáncio y demás personajes.
    Es solo una idea, pero, pequeñas cosas mueven el mundo, volvámonos consumidores responsables.

    • Para muchos autores, ante lo que se denomina “recolonización unipolar”, que luego hemos coincidido en llamar “globalización”, proponen un “crecimiento autocentrado”, una vuelta a la autarquía, a modelo de cerrar económicamente fronteras, y producir para autoabastecer al propio país, de modo que tener una muy fuerte y extensa clase media, tenga todo el sentido. Veremos.

    • Pues verás, Laura, tengo la sensación de que el concepto huelga sirve de más bien poco. Una huelga de consumo es una medida más positiva y, sobretodo, aportar. Con este post, que fue compartido y leído cientos de veces, y con mi presencia en la manifestación, creo que he aportado a la protesta mucho más que si hubiera estado en casa. Pero le dí muchas vueltas, no te creas :)

      • podías haber hecho la huelaga e ir a la manifestación también. yo creo q una huelaga es casi lo único q sirve para algo. es verdad q una huelga de un día sirve para poco pero mejor hacerla q no. q tal te va todo? besitos campeón, cuántas cosas aprendo contigo, a ver si cañeamos o nos vemos en una mani o algo…

  4. Voy a criticar un poco:

    La huelga es contra algo muy concreto, no contra la situación en la que está el mundo.

    Y creo que tu visión del mundo es muy pesimista, y un poco miope. En ese mundo del pasado, en el que las camisas y las corbatas se fabricaban en nuestro país; en países pobres como China o la India, la vida era muchas veces más miserable que hoy en día. (Y Taiwan es un país hoy en día bastante más rico que el nuestro, así que lo excluyo) En esos países, había niños explotados en minas, o en campos de algodón, cuyo producto también servía para mantener la producción en nuestro país de esas camisas y corbatas. Que yo sepa, no había ninguna organización que velase entonces, porque las materias primas q se importaban, no tuvieran una aportación de trabajo no digno. Los datos dicen claramente que la vida en esos países pobres ha mejorado una barbaridad. Con infinitamente menos malnutrición, más esperanza de vida, salarios que multiplican en muchas veces los de hace unos años, y mayor bienestar del que han tenido nunca. En esos países, además, no hay crisis hoy en día. Los salarios, en países como China, se multiplican por 2 cada 4 años, ya desde hace décadas.

    Y pese a que de vez en cuando, salga que alguna organización suministra productos a un proveedor, de un proveedor, de una de esas marcas, la realidad es que hoy en día hay más preocupación por el trabajo digno en los proveedores, del que ha habido nunca. Aunque no sea suficiente. Y generalizando, el trabajo en las empresas extranjeras en lugares como China, suele estar mejor pagado y tener mejores condiciones que el de empresas nacionales.

    En cuanto a la gasolina, sale de un bien escaso, y no renovable. Lo raro sería que a medio-largo plazo, su precio bajase. Nos tendremos que ir acostumbrando a conseguir más, con menos. Así de claro. Y esto no tiene nada que ver con la democracia, o con lo público o no público del proveedor de energía. Desde hace unos años, se nos está subvencionando la electricidad en este país, (por medio de las tarifas reguladas), para que no notemos las subidas del petroleo en la tarífa eléctrica, y el aumento de primas a las renovables. Pero la realidad es que la energía tiene un coste mayor del que creemos hoy en día, y tendríamos que empezar a entenderlo cuanto antes.

  5. Se me han colado algunos errores…

    En

    “salga que alguna organización suministra productos a un proveedor”
    me refería a una organización con mano de obra esclava.

    Y en
    “Taiwan es un país hoy en día bastante más rico que el nuestro”
    quería decir que es tan rico como el nuestro, y bastante más rico que el resto de los mencionados.

  6. Agradezco tu punto de vista, así como que tildes de miope mi visión del mundo que, sin duda lo es. Y sí, soy pesimista.
    La huelga es por algo muy concreto, yo veo la relación pese a la miopía: la pauperización de las condiciones laborales para ser competitivos con países que representan paraísos para un capital que fluye libre entre países.
    Si quieres un ejemplo del mercadeo para con las leyes nacionales con el fin de “atraer inversión”, ese eufemismo, lo vemos HOY mismo en Las Vegas. Representantes de Madrid y Barcelona vendiendo sus candidaturas, y prometiendo todo cambio legal necesario para instalar en su jurisdicción el macro-casino.
    ¿Qué es ser un país rico? ¿Un país con ricos?, ¿Con muchos ricos, pocos ricos, o da igual?. Y quiero datos de la OCDE sobre la mejora de la vida en los países subdesarrollados, please.
    Y si la energía replicara su coste real a nuestras facturas, se exigiría una solución real, una alternativa energética. Existiría presión frente la lobby de la energía.
    Todo esto da para largo…