in mis cosas

Notas de lunes

lavapiés-petit-Despertarme sobresaltado de una mediosiesta, que ella me diga que mañana tenemos que hablar, y cuatro horas de moderar comentarios por delante. Eso si es un tridente demoledor, y lo de Henry-Messi-Etoo las jodidas hermanas clarisas.

-Los medios de comunicación no dejan de sorprenderme, es noticia la nota más alta de la selectividad. Maravilloso. Deberían hacer un “qué fue de…” con los fueraseries de las selectividades desde 1945, y ponerles una estrella de la fama en un pasillo de la Facultad de Ingeniería de Canales y Puertos USB. A continuación, la noticia de Cristiano de compras en su Ferrari. Moraleja…

-A Nico ha vuelto a darle por el interruptor de la luz de la puerta. Desmontar, lo desmonta debuti, ahora el tema montaje está por depurar. Con un poco de suerte me saca una FP II.

-Me jode que se destaque el comienzo del verano. Soy fan del pasado, de lo decadente, ¡Loemos a la primavera!. La primavera es eso que hay cuando todavía te da corte que se te vean los rodales en las axilas. Ahora ya cada calle es una carpa del FIB: todo da igual.

-Hay gente que recibe dinero del Estado por alimentar tópicos de serie B. Los tópicos de serie B son aquellos poco brillantes, pero que están ahí, valga como ejemplo el siguiente: “Se llama Ho Ming“, a lo que hay que responder “bueno, los Ho Ming en China son como los Pérez en España“. Pues el ideólogo de esos tópicos se ha columpiado con uno, el que dice que la política está desapareciendo. Pues resulta que el nunca demasiado idolatrado Supersarko, empieza a reunir a su Asamblea Nacional en Versalles. Bacanales ya. Fuera de Italia, digo.

-Cayeron los transalpinos en Suráfrica. Con estrépito, como cayó Roma en su día. Los periodistas carroñeros han querido picotear hasta en la carne de Pirlo. Que se laven la boca, y que le den a dios lo que es de dios.

-Aprendo a tocar el bajo. Este es el plan: aprendo cuatro cosas, busco un conjunto pop, tres bolos, aparece un bajista mejor y me quedo de cantante, estilo Adam Green, así como a lo Elvis bufonesco, lo petamos en el Sónar, y acabo en Rivas Vaciamadrid, con dos gatos y un ampli retro de puta madre.

-Disfruten del calor, mezclen sus humores y tráguenselos todos.

Share

Write a Comment

Comment