in massmedia

Periodigno

Supongo que habrán echado de menos un posteo sobre Juan Luis Cebrián, presidente ejecutivo del Grupo Prisa, quintaesencia del hijoputismo ilustrado, y nuevo icono de la desgracia, de la crisis y, como podría titular cualquier reportaje chufla de El País Semanal, ese fantasma llamado paro. Cuando los periodista de El País ponen a Cebrián a caer de un burro, también olvidan que él creó el diario, ojo. En el periodo que va de 2008 a 2012 la cotización del Grupo Prisa ha pasado de unos diez euros por acción a unos cuarenta céntimos. Para que nos entendamos, el contexto económico es complicadete, y la empresa ha sentido las consecuencias de sus políticas mesiánicas en Latinoamérica.

A mi, ahora mismo, me da exactamente igual Cebrián, porque Cebrián somos casi todos. Rajaba esta semana Maruja Torres, muy de la cuerda Prisa, sobre el directivo que ha logrado que El País viva inmerso en un ERE eterno “Es rencoroso y pijo, pero un pijo sin conciencia“, como si abundara el pijo concienciado, o si las clases bajas tuvieran conciencia en su gran mayoría. Apostilla Maruja que CebriánQuería ser un tiburón de Wall Street pero era una sardinita que todo lo hizo mal. Se pulió las ganancias del trabajo de todos nosotros e(…). Cebrián era un quiero y no puedo, un cateto” Insisto en que veo reflejo de la descripción en nuestra sociedad y por doquier.

Uno puede abrir el Diez Minutos, y encontrarse con la boda de la hija de Cebrián y, en ese momento, se da cuenta de que está trabajando como directora de Cine de TVE, el ente público, ni más ni menos, ni menos ni más. Y no me gustaría malpensar, seguro que la muchacha vale un potosí. Eva se levanta cada mes 13.452,14 euros brutos (8.400 limpios). Cuando Javier Pons era director de TVE tuvo a bien ficharla. Cuando Javier Pons cayó en desgracia en TVE, Juan Luis Cebrián tuvo a bien nombrarlo director de Prisa Radio. Cerrando el círculo, para que nos hagamos una idea del estado del “cine español” en TVE, Eva había sido, antes de entrar en el ente, manager de David Bisbal. Qué tal.

Pero ¿Quién no enchufaría a su hija?, ¿Quién no pagaría un favor?, ¿Quién no medraría?, ¿Quién no mentiría por salvaguardar una posición social o económica? Dice Maruja TorresCierto que hay mucha gente dando codazos y haciendo putadas para trepar, pero al final lo consiguen porque pese a que hay muchos se trata sólo de ir haciendo putadas e ir subiendo. En un mundo justo no sería así, pero la justicia hace tiempo que no está por las redacciones” Pues eso Maruja, que el enemigo lleva muchos años en casa.

PD: Siguientes capítulos en la vida de Belén Esteban: nueva operación estética, más deforme, otra más, monstruo total, muerte por sobredosis, internamiento de Jorge Javier en centro psiquiátrico por trastornos debidos a su sentimiento de culpa, suicidio de Jorge Javier.

Share

Write a Comment

Comment