in mis cosas

Raro II

Verán, cuando estaba en el colegio había un puñado de chavales bastante alborotadores, que parecían felices interrumpiendo a los profesores con sus chascarrillos y gracietas. En muchas ocasiones eran pesados, pero a un par de ellos nadie podía negarles mérito: demostraban un chispa natural, y una creatividad, que les hacía grangearse el carisma entre la muchachada. Cánticos, rimas, juegos, respuestas descaradas extraordinariamente rápidas e ingeniosas. Los profesores les machacaron desde primero de EGB. Ellos se crecían con cada castigo, se movían con soltura en las listas negras, y cargaron con un historial penoso. Supongo que el enésimo asalto fue demasiado para ellos, porque las escasas noticias que me llegan de ellos veinte años después, hablan de vidas bastante grises.

No existió la figura del profesor que les enseñara por qué debían estudiar, y mucho menos el maestro, que fuera capaz de canalizar aquel torrente creativo, aquellos gestos de inteligencia. Y no se crean, ninguno sabíamos qué cojones hacíamos en el colegio, pero nos faltaban pelotas para revelarnos, esto es, para preguntar. Algunos ya entraban en el sistema de la mejor manera posible, con lo que los psicólogos llaman “refuerzos”, que sólo significa la compra del esfuerzo de los niños con regalos materiales, o con la integración en los códigos de los mayores vía aprobación. Las preguntas seguían ahí.

¿Qué lugar tienen los perdidos para enfocarse?, ¿En qué marco pueden sobrevivir los díscolos, los diferentes?, ¿Cómo se puede superar un sistema desde la presunción de culpabilidad para todo aquel que lo cuestiona? El mundo era un lugar extraño, repleto de teorías sobre su fin, formación, etc. Google Maps nos genera la falsa sensación de conocimiento final. Creemos que Groenlandia es igual de grande que el continente africano, cuando éste es cuatro veces mayor (lo que se conoce como “el problema de Groenlandia” en la cartografía imperante desde Mercator, en el Siglo XVI), o que la línea del ecuador pasa por el centro del planeta continental, cuando en realidad divide al mundo en dos tercios de norte y uno de sur. O la propia orientación del mapa y la representación predominante del primer mundo.

Los conquistadores agigantaron y achicaron el planeta a su antojo, y ahora, con las herramientas de tecnología punta en nuestras manos, sigue siendo deforme en nuestra mente. Para cambiar la mentalidad hacen falta perdidos. Gente que se pierda porque, como decía el sociólogo Jesús Ibáñez, sólo los perdidos pueden crear mapas, sólo los perdidos mejoran este mundo. Y los perdidos, los inadaptados, tienen un reverso. Plantean problemas, resultan ejemplos malignos para la productividad, que vuelve a ser un concepto cada vez más cultural. En el colegio no dejaban respirar a los perdidos, y eso fue sólo el principio. Ahora, con un sistema agotado y a la deriva, buscamos desesperados a perdidos que nos iluminen con ideas diferentes. A buenas horas.

Share

Write a Comment

Comment

  1. Totalmente de acuerdo con lo que dices. Es más, es incluso peor.
    Hace unos años, hice una investigación con estudiantes de FP, chicos traumatizados porque, como me contaban ellos, “un día en el instituto, los profes nos cogieron a los tontos, y nos dijeron que estudiaramos FP”, marcando su autoestima, personalidad y futuro de manera definitiva. Verlos me partía el alma, porque conozco casos cercanos.
    Y el futuro no se presenta mejor con el cambio de gobierno, que preconiza “el esfuerzo individual” como meta principal para la educación, como si en algún momento esos chicos fueran moralmente débiles, y no fuera que requieren de un apoyo que nadie es capaz de darles.
    Vamos a un mundo cada vez más injusto, donde se dirá que los pobres (excluidos) tienen lo que se merecen porque no se esfuerzan. Y no se atenderá a qué les pasa.

  2. Mira que estoy perdido. O encontrado…..Se lo duro que es.aunque no sea en el sentido de no terminar una carrera. ya que la tengo…

    Tu tema es un temazo, y abarca tantooooo , aun mas que lo que mencionas, que ya es enorme
    si te ves asi. haz esto…….
    se te portas asi, eres esto…..
    si vives en este sitio, eres esto..
    y asi
    y asi

    hace frio……mucho frio