in massmedia

¿Seguro?

Quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen.

Eduardo Galeano.

La semana pasada desayunamos con un estudio-chorra de la OCU sobre seguridad ciudadana, con el inquietante concepto de “la percepción que los ciudadanos tienen sobre la seguridad en sus ciudades”. Sonaba a estudio que se hace para que cuatro viejos cuenten el miedo que tienen a los negros, y la posibilidad de que cualquier vecino sea, en realidad un psicópata capaz de secuestrar, violar y descuartizar a sus nietas. Los periodistas repetían el ranking de las ciudades más seguras, y las más inseguras. Es decir que el oyente o telespectador que se acercara a la información, no la percibía como una paja mental de la OCU, sino como “el ranking de las ciudades más seguras e inseguras de España“. Lo ha dicho la tele, va a misa.

Pocas cosas le gustan más al consumidor pop de información, que los rankings, las listas. Tienen un punto adictivo, son de fácil consumo, y te la suda la cuestión metodológica. Una lista siempre, y digo siempre, tiene cabida en un informativo. Hace unas semanas, aprovechando el bajón de agosto, la OCU ya coló su lista sobre calidad de vida y, uno de los puntos que se tenía en cuenta en sus cinco mil quinientas entrevistas, era la seguridad ciudadana, así que han hecho un spinoff y lo han vuelto a colar en la prensa. Ya tenemos las ciudades más y menos seguras del país, según el nuevo representante de los ciudadanos/consumidores: la OCU..

Curiosamente la ciudad más insegura es Badalona, cuyo alcalde –Xavier García Albiol, del PP– es un populista que roza el neonazismo, y que ha basado su éxito político en reforzar la idea de que la ciudad es insegura por culpa de los inmigrantes. Para que se pueda generar odio hacia el inmigrante, la primera parte es crear sensación de inseguridad. Luego repartes folletos vinculando inseguridad con gitanos rumanos, panfletos que parecen ser legales, pero tan éticos como llevar a la madre del Cuco a un plató. Con unas cosas tenemos la ética clara, con otras no. Prohibes el rezo en público a los musulmantes, etecé. Como digo sus políticas han sido tan efectivas, que el personal percibe que vive en un lugar inseguro y, con eso se ha quedado. Todavía no ha empezado a ver a Albiol como un superhéroe salvador.

La OCU no ha facilitado el estudio completo, pero la misma mañana de la noticia -que escuché en SER, Radio nacional, y vi en TVE, Telecinco y 24H-, se filtraba que se habían tenido en cuenta preguntas sobre pintadas en la calle ¿¿??, o sobre personas sin techo ¿¿?? Los buitres carroñeros de la información que nos la empaquetan a las nueve de la noche, tenían ya su reportaje preparado. Conexiones con las ciudades bien paradas, testimonios de “aquí se vive mu bien“, dando la sensación de que te dejas el coche abierto y te ponen el radiocasette. Para contrastar, entrevistas a personas de las ciudades “más inseguras”, diciendo que “Badalona es el Bronx en los setenta” (sic). Es de agradecer entrevistar a un tipo que vivió en los años setenta en el Bronx, y pueda hacer esa comparación. Cierra su intervención en la calle, diciendo que “no se puede estar en la calle”. Increíble el concepto de búsqueda de testimonios que refuercen la teisis de la noticia. El modelo Intereconomía universalizado.

En ningún reportaje oí un sólo dato de los ayuntamientos sobre seguridad ciudadana: ni número de delitos, ni estadísticas sobre denuncias… absolutamente nada. Es lo que echa en cara en el estudio el mal parado Ayuntamiento de Cartagena, que plantea denunciar a la OCU por el daño a la imagen de la ciudad, ante tan poco científico estudio. Del pseudoestudio me quedo con que el personal percibe que los barrios que no son el suyo son más inseguros que el suyo, esto es, lo otro es malo. Me quedo con datos curiosos, los pocos que publica la propia OCU, como ese dos por ciento de ovetenses que se sienten inseguros en su propia casa por la noche, a los que habría que recomendar que no vieran pelis de miedo por la tele, o ese veintisiete por ciento de madrileños que se cagan cuando vienen a mi barrio de día.

Hace ocho años llegué a Lavapiés, y había taxistas que no me traían. Hace menos, vinieron unos amigos de una capital de provincia limítrofe, que preferían quedar a comer y no a cenar porque, me decían que “en tu barrio… de noche…“. Esos mismos amigos se cogían de la mano cuando nos cruzábamos con subsaharianos. La seguridad no es la percepción de seguridad, aunque actuamos basándonos en la segunda. La percepción de seguridad se construye. Hay especialistas en crear sensación de inseguridad. La gran mayoría de sistemas totalitarios se construyen en contra del otro (extranjero, judío, marica, capitalista, comunista…) y para ello hay profesionales en la generación de inseguridad. Al final el problema es el otro, como siempre. El problema es el negro, el chino, el pakistaní. El problema es que la vida esté en la calle. El problema acabará siendo todo aquello que no salga en un spot de Mercedes.

Share

Write a Comment

Comment

  1. En realidad, la OCU no hace un ranking de las ciudades más seguras, lo que hace es una encuesta a los ciudadanos sobre la percepción o sensación de seguridad que tienen en la ciudad donde viven.
    Los resultados de la encuesta sólo indican en qué ciudades los ciudadanos se sienten más seguros, que no es lo mismo que decir qué ciudades son las más seguras.

    Otra cosa bien diferente es cómo se interpreten los resultados, y cómo los utilicen algunos periodistas en reportajes más o menos sensacionalistas, o poco profesionales.

    Ridículo me parece que el Ayuntamiento de Cartagena estudie denunciar a la OCU. Más le valdría preguntarse por qué sus ciudadanos tienen tan mala percepción de la seguridad en su ciudad.

  2. lo de Lavapies es curioso, en 12 años que llevamos viviendo aquí nunca he vivido ninguna situación de violencia que no fuera provocada por la policia: carreras por mi calle con armas desenfundadas, redadas que se convierten en tumultos, policias que disparan en mitad de la calle…

    sin embargo, algunos capullos que vienen de “barrios tranquilos” me preguntan si dejar el coche en este barrio es seguro, si bajar a cenar por el barrio no es una temeridad, capullos que provienen de zonas “residenciales de ambiente familiar” cuando familiar significa: familias con 1,7 hijos, polos con grandes caballos y audis, zonas como Pinar de Chamartin que curiosamente tiene el record de tiroteos de madrid, o el barrio de Salamanca donde mafias del este ametrallan con AK47 a prominentes abogados madrileños, gente de bien, gente de orden.

  • Readers who shared this
  • ¿Seguro?
  • Thank you!