Fondos, formas.

Sólo hay que pensar en Josh Lyman, Leo McGarry o Toby Ziegler, asesores de comunicación del presidente Barret en El ala oeste de la Casa Blanca, o en los personajes encarnados por Ryan Gosling, Paul Giamatti y Philip Seymour Hoffman, asesores de campaña de los candidatos demócratas en Los Idus de marzo. Ahora imaginen que sentamos a los seis en una sala, y les decimos que su gobierno plantea un recorte en Sanidad y Educación de diez mil millones. Ahora díganles que lo comunicarán a las 18 horas de un lunes postvacacional mediante una nota de prensa. ¿Oyen las risas? Yo tampoco.

Verán, los buenos asesores de comunicación de los partidos y gobiernos en España llevan unos cuantos años de vacaciones, porque un buen asesor de comunicación representa un problema impensable para el político medio patrio: que te diga NO. Que recomiende NO, que sugiera NO, que ante determinados atropellos y barbaridades dimita, y un largo etcétera de diatribas poco vistas por estos lares. El cuestionamiento del líder, un ejercicio tan poco vistoso como practicado siempre a media luz y, a ser posible , en una barra de bar y con una navaja en la mano.

Según mi experiencia profesional –José María Barreda, Alberto Ruiz Gallardón– su gente de prensa debería estar más a sueldo de sus servicios de escolta, que de su partida de comunicación. Para que se hagan una idea, en mis tiempos de reportero, viví más tiempo cogido por los brazos, que entrevistando. Esas guardias pretorianas al servicio del líder indestructible. Se es más indestructible cuando se tiene menos contacto, y ya vemos como habituales las comparecencias sin preguntas, las imágenes de mítines directamente editadas por los partidos…

Hasta ahora, el principal asesor del presidente es Pedro Arriola, hombre que se hizo célebre por sugerir basar una estrategia de oposición en el slogan “¡Váyase, señor González!“, que junto con “el frotar se va a acabar“, y “Cillit Bang, y la suciedad se va en un bang“, es de lo mejorcito de nuestra cultura de finales de siglo XX, Mecano aparte.

Si son lectores habituales de El Mundo, ABC, la Razón o la Gaceta, sáltense este párrafo porque voy a hablar de algo que nunca pasó. Al ganar el PP en 1996, Pedro Arriola no quiso vincularse con el gobierno Aznar, aunque fue delegado en las comisiones encargadas de dialogar con ETA en Zurich, en la tregua del 99. Si son lectores habituales de El Mundo, ABC, la Razón, pueden seguir leyendo, si son lectores habituales de la Gaceta, mi twitter es @alberto_suarez_, entren y llámenme rojo, un placer.

En definitiva, y reciclado para la causa Rajoy, Pedro Arriola fue el responsable de la oposición pasiva y pasota, y también es el responsable del gobierno pasivo y pasota. Aún con esa estrategia de silencio calculado, y con una prensa con muy pocas herramientas intelectuales para desengranar nada, han sido numerosas las “pilladas” con micros abiertos, o en pasillos de conferencias internacionales. Parece que ni Arriola, ni el exCEO de Workcenter pueden hacer nada contra la antifotogenia intelectual. Sí, otro de los pesos pesados en la comunicación del PP es Alfonso de Senillosa, fundador de la cadena de reprografía 24 horas, que parece toda una declaración de intenciones: 24 horas abierto y producto muy caro. Eso sí case study en tropecientas Universidades.

Antonio Gutiérrez-Rubí, nos enseña aquí, cómo funciona eso de aportar información tras 100 días de gobierno en yankilandia, para sonrojo no sólo de gobierno, sino también de prensa, empecinada en que los kioscos de prensa parezcan las paredes de la habitación de un ultrasur, portada a portada. Todas sin sustancia, sin nada que aportar, sin datos, sin argumentos, sólo puto cotilleo, convirtiendo al Marca en el paradigma del periodismo sesudo.

Los conceptos “convencer“, “hacer pedagogía con los medios“, o “algunos con los que no hay manera“. Pues eso se puede ver en el vídeo tan inocente, pero con tanto fondo: carisma a raudales en la Universidad (Pontificia) de Comillas. Como siempre, lo voy a reducir todo al Pedro Ximénez: la gente pasa, la prensa aprovecha la falta de presión por parte de los lectores, ya que económicamente depende de la publi, de las empresas, no de los lectores, así que los desgraciados campan a sus anchas en el primetime.

http://www.youtube.com/watch?v=f5yAgiF6cEs

PD: Mingote quiso dibujar para este blog, pero en el ABC no le dejaron.

Share

San Eurovegas

Madrid sigue viviendo momentos épicos de fervor en las calles del centro. Las palabras “fervor” y “sentimiento“. Hace años tuve un director, en la radio, que era un hijo de la gran puta. Y como hacía muy bien su trabajo -el de ser un hijo de la gran puta, no el de ser director-, me “sugirió” realizar reportajes a todas las cofradías de Guadalajara. Para mí la primera noticia fue saber que en Guadalajara hubiera cofradías, y eso que fui a colegio Marista. Asumido el shock, me pongo a entrevistar y, cofradía tras cofradía, se llenan la boca del puto fervor y el puto sentimiento. Por supuesto, el remate argumental es “esto se siente o no se siente“. Vale.

Hoy, bajo un manto de lluvia -porque dios lo ha querido-, he podido cruzarme con una procesión que nacía de la calle Toledo, y atravesaba la Latina, partiendo el barrio pijojipi por la mitad. Había una cámara de Telemadrid por cada dos fieles. La proporción no es mala ante tal evento. “Atrae turistas”, dicen algunos comerciantes. Claro que sí. Poner en la Plaza Mayor a Charles Manson también, seguro.

Esto de las estupideces, además de no pasar de moda, se va depurando con el tiempo. Justificaban los representantes madrileños y catalanes, su patética presencia en Las Vegas para montar el Eurovegas. Hace unos meses se rumoreaba, se hablaba de la necesidad de cambios legislativos para poder montarlo en España. Problemas con la ley del juego, impuestos… en realidad era un globo sonda. En comunicación, los globos sonda son noticias, rumores, runrunes, que se lanzan “pa ver qué pasa“. Como hubo una polémica de intensidad media-baja, la cosa va para adelante, y hemos pasado de la polémica a la familiaridad más absoluta con la “candidatura madrileña”.

La justificación es que atraerá dinero y generará empleo. Cojonudo. Lujo, prostitución y espectáculos familiares, agitados en un cóctel de capa caída, punta del lanza del auge de la miseria y el paro en Estados Unidos. No es mal referente. Pero qué coño más da. De las obras de la M30 que nos cuestan 10.500 millones de euros -grábense la cifra-, nadie se acuerda ya, pero qué coño más da. ¿Por qué no abrimos un campo de concentración? de esa manera podemos acabar con carteristas, y a la vez atraer turistas. ¿Qué busca el turista?, ¿Niñas tailandesas complacientes?, ¿Caras en paredes de pladúr?, ¿Pozos en los que tiran monedas?, ¿Discotecas en las que se inflan de Dyc con Red bull? Qué coño más da.

Share

Restituir la honorabilidad

Detalles:

-Movimiento de Costa detrás. Le pica el trasero. No es capaz de acomodarse. Sabe que en unos minutos, escucharán su conversación con El Bigotes en la que le dice: “¿Tú vas a cenar con éste (Camps), no? Podrías decirle que me tiene socarrado, que como secretario general podría ser más útil si me pusiera en el Gobierno“. El Bigotes‘ responde; “Tranquilo, pensaba darle de lo lindo por varios sitios“.

-La implicación de la prensa en el ajo “…he comido con el director del Levante y con el subdirector (…) es un poco el impuesto revolucionario (..) dicen que les ha bajado mucho la publicidad y quieren hacer cosas muy bonitas que parezca que están hechas sin pagar (…) no me importaría pagar 7 u 8 mil euros si no le pegan hostias“. Ese es el papel en todo esto del cuarto poder. Ahora que los periodistas sigan echando la culpa de sus miserias a Internet.

Camps no se anda con chiquitas. Quiere sentarse con Obama. Podría llevarse a Josep Piqué para que le diera un par de cabezazos como le dio en su día a Bush.

-Hablando de Josep Piqué, hay voces que sitúan a su esposa, Gloria Lomana, actual directora de informativos de Antena Tres, al frente de RTVE. Lomana y la mujer de Javier Arenas son íntimas. Javier Arenas está presionando para que Gloria Lomana presida RTVE. Imaginan ustedes cómo trataría este caso RTVE, y cómo lo está tratando ahora mismo Antena Tres. Volvemos a lo de los periodistas.

-Vaya por delante que la trama Gürtel se nutrió de sus actividades en la Comunidad de Madrid. El nuevo Ministro de Justicia fue presidente de la Comunidad de Madrid, y alcalde de la capital durante los años en los que la Gürtel campó a sus anchas.

-Con Zapatero, PRISA accedió a un canal en abierto, Cuatro, que hasta entonces tuvo prohibido. Nació La Sexta, dirigida por un tipo que jugaba con él al baloncesto en la Moncloa. Con Aznar, Telefónica entró en Antena Tres. La compañía de telecomunicaciones estaba en manos de un compañero de pupitre. El cuarto (del) poder convirtió, merced a Urdaci, un sindicato en las siglas más famosas de la tele.

-La honorabilidad puesta en tela de juicio no zozobra con la acusación, lo hace con la sentencia. Y no es a un político corrupto y bastante casposillo. Se trata de restituir la honaribilidad del legislativo (políticos), ejecutivo (gobierno), judicial, y prensa. Ahí es nada.

Share

Apología de la Ignorancia II (los medios)

Vaya por delante que los grupos Vocento (ABC, Punto Radio, Qué!, Net TV, Dalealplay, pisos.com. infoempleo.com, 11870, las productoras Bocaboca, Videomedia o Hillvalley, los de Muchachada Nui, sí), y PRISA (Cadena SER, 40 Principales, El País, Alfaguara, Santillana, Radiolé, Cadena Dial, M80, Caracol Radio, As, Cinco Días, Canal+, Digital+…) son patrocinadores oficiales del evento.

Vaya por delante que Santander, BBVA, Coca Cola, Mahou, El Corte Inglés, o Endesa, son también patrocinadores. Vaya por delante que, como explica este blog mucho mejor que yo, estas empresas (y otras muchas) se van a beneficiar de exenciones fiscales desproporcionadas del capital que inviertan en publicidad. Esto significa que la publicidad les va a salir inquietantemente barata.

Imagine que usted es de un medio de comunicación. Lleva un par de años pasándolas putas. Los ingresos en publicidad han caído más de un tercio desde el comienzo de la crisis, y, pese al pequeño repunte del último trimestre, el horizonte se ve jodido. De repente llega un evento por el que muchas marcas van a contratar su publicidad y… ¿Qué va a decir del festival?, ¿Va a criticar a quien le da de comer?

Cada vez que intenté hacer periodismo de calidad, comprometido, me encontré la misma pregunta en los despachos ¿Alberto, es que vas a morder la mano que te da de comer? Al principio solía contestar que depende de quién fuera la mano, y de qué fuera lo que me daba, ante lo que me invitaban a volver a mi sitio. Con el tiempo, y un alquiler, descubrí que tenía que contestar “no”, y marcharme tranquilo.  Creo que la misión del periodista no es comer de una mano. Su misión es saber de quién es la mano y por qué, cómo, cuándo, dónde, y a quién más da de comer. Y que por averiguarlo y contarlo bien, te paguen.

Las marcas comienzan a contratar publicidad, sabiendo que, gracias al logo de JMJ2011, al final del curso se deducirán el 90% de todo lo que paguen hoy. Por lo tanto, tenemos a los medios contentos porque recibirán un buen cheque, por su parte las marcas felices porque su publicidad les será reembolsada en deducciones, y nos quedamos con un estamento clerical rollizo y brillante porque se les pagan los fastos, pero ¿Quién los paga entonces?

Pues esas deducciones, al final, son dinero que deja de recibir el Estado, lo que significa: menos recursos para la Sanidad, Educación, fondo de garantías de pensiones, servicios públicos… de todos. Por tanto disfrute de los anuncios y del corte de mangas a la aconfesionalidad del Estado, porque lo está pagando usted.

Sin ese dinero, la educación pública será peor, y los colegios católicos (concertados con becas de comedor, y olé) crecerán en fama, gloria y negocio, mientras adoctrinan en su fe. Ese presupuesto que podría ir por ejemplo, para investigar con células madre, pasa a los bolsillos de quien reniega de los más elementales avances científicos. Esa pasta va desde la dignidad y la justicia social que representan los servicios sociales básicos, a la caridad y la compasión católica.

MANIFESTACIONES BUENAS Y MALAS

Mientras los peregrinos campan y acampan a sus anchas por la ciudad, sin ningún tipo de vigilancia, ni el más mínimo respeto por el personal autóctono (obviando el olor, me quedo con las que lían en los metros, el bloquear una calle para cantar, las toneladas de mierda, las ocupaciones de aceras…), los indignados van recibiendo en casa multitas de 90 euros, para que se piensen mejor volver por Sol. Ya han pagado el transporte peregrino, ahora toca otra cosa. Entre las multas y los miles de millones de superávit de la visita papal, no sé qué coño hará Gallardón.

Tras la somanta de palos de ayer en Sol, el gobierno de la Comunidad de Madrid señala que su policía es fenomenal, y el 15M un movimiento agresivo, antisistema, radical y, supongo, malo con “M” mayúscula aumentativa. Echad un vistazo al vídeo de los jóvenes católicos de Serrano, buscando gresca en Sol. Simpatiquísimos.

MASS MEDIA

No he visto medio generalista que haya planteado la inconstitucionalidad en la financiación del evento. Ninguno. No se puede hacer un análisis demasiado profundo de la cobertura de la prensa española, porque ésta no merece el más mínimo esfuerzo. Aún así, picoteando, podemos ver en el terreno del humor, el ético enfoque de La Gaceta: “La izquierda rabia por el poder de convocatoria del Papa“, o las otras cuatro primeras noticias, relacionadas con el evento, y cada cual más friki que la anterior.

El País, absolutamente limpio en sus crónicas, sin atisbo de la crítica de la que hace gala en otros temas, sólo destaca el frustrado ataque a la manifestación atea por parte de un tarado ultraconservador. Esta noticia también aparece en El Mundo, y en ABC, pero si se dan cuenta, sólo en el primer diario aparece firmada por un periodista, mientras que en los otros dos se publica una nota de agencia (Europa Press, o EFE). Lo publican porque no quedan huevos, y a regañadientes.

Imaginemos que el zumbado se hubiera identificado como activista del 15M dispuesto a lanzar gases tóxicos contra los peregrinos. Da risa pensar en los titulares, ¿Verdad?. Menudo escándalo, desprestigio al movimiento. Para los católicos, todos son terroristas excepto ellos y su eterno papel de mártires. De hecho el asesino de Utoya es un ultraconservador. Antes de saber nada, los medios hablaban de “terrorista islámico”. Cuestión de matices. El caso es que en lo que coinciden todos los rotativos es en no hablar de este apuñalamiento. Aquí os dejo el vídeo, y aquí su reflejo en “grandes” medios. Insisto: imaginemos qué pasaría si hubiera sido al revés.

Sólo encuentro algo de frescura desde la militancia en Público, con un par de cositas, como las peleas comerciales de las congrecaciones por captar para sus sectas, o la opinión de un gobierno socialista de un Estado laico y aconfesional, que es de coña marinera. También El periódico elude la confrontación editorial por la vía de la ignorancia entre sus titulares, y cogiendo pequeñas polémicas menores.

Por si algún peregrino lo lee, supongo que no os habrán hablado de la Inquisición, producto que tuvo su auge en estas tierras, typical spanish, con un genocidio que llegó a los 45.000 asesinatos. Tampoco os habrán hablado del nacionalcatolicismo patrio, ni del  internacional, que también tuvo su aquel. Vamos que el concepto de poner la otra mejilla no estaba del todo claro. O el papel en las colonizaciones. O el silencio en la disgregación racial yanki. Por eso os lo enlazo, para que le echéis un vistazo. Ahora seguid cantando.

Share

Apología de la ignorancia I

Preparábamos un formato de tele. Era un poco raro, pero molaba: pretendíamos normalizar a los discapacitados. Tratarlos como son, huir de la marginalidad habitual, y de la no menos habitual compasión. Fue un trabajo de meses, en el que nos dio tiempo a observar, por ejemplo, cómo la gente -incluso familiares- trata a los discapacitados como si fueran niños. Les ponen voces, les terminan todas las palabras en “ito“, les canturrean.

Una tarde, una estúpida le preguntaba con tonillo a uno de ellos “¿Qué tal estás majito?… ay qué bonito“. El majito bonito estaba postrado en una silla con una hemiplejia cerebral muy curiosa, pero era ingeniero. Su cerebro era el de un puto ingeniero al que el destino había jugado una mala pasada, y su vida se ceñía a recibir visitas como la de aquella gilipollas.

Otro lumbreras nos vino con la cantinela de que no eran discapacitados, porque eran “capacitados en el amor“. De los productores de teorías como “Los gorditos son felices“, llega a sus pantallas “Los discapacitados son, en realidad, superdotados incomprendidos“. Semejante imbécil era un alto cargo de una asociación. No vi que se pusiera ante un coche para que le pasara por encima, o que se indujera un coma, para poder así capacitarse para el amor. Se ve que no le interesaba.

Televisión Española nos robó el formato de programa, y fue el comienzo del fin de la “pequeña productora basada en el talento”. Retocaron el formato y lo convirtieron en un programa lastimero y marginal, perdido en las mañanas de sábado en La2. Duró poco. Lo justo para pillar pasta de la Obra Social Caja Madrid, supongo.

Leo que el JMJ tiene una carpa en el Retiro para gente con discapacidad. La llaman “Capacitados en el amor“. Vuelven todos esos fantasmas, y dibujo a una jerarquía de hijosdeputa, perpetuando errores que cuestan vidas y muertes, calidad de vida y calidad de muerte, sacrificadas por un futuro en un Paraíso, que es la tierra para la curia. Y veo a Gallardón, diciendo que genera empleo, y veo tanta mierda que apetece bajar a las calles -sucias, obstruidas, sin tráfico, ruidosas- a darse de hostias.

Se adueñaron de la palabra “familia“, ahora de “juventud“. Manual de Teorías y Formas Políticas, de Fernando Prieto. Recomiendo la lectura de sus casi mil páginas. Es una especie de manual de filosofía aplicada a la Historia Política. Prieto no era progresistas precisamente, pero se puede ver la evolución de la religión católica. Su eterna lucha por el poder, aprovechando la excusa moral para intereses mundanos.

La Inquisición, la “evangelización” colonizadora en América y África, el apoyo a regímenes fascistas, la aceptación del capitalismo, l eterna invitación al estoicismo y la pasividad vital ante el premio del futuro eterno, la vileza de sus propiedades y riquezas, defendidas a sangre y fuego, la adaptación de las escrituras a los intereses temporales, el concepto de inefabilidad del papa…

Los jóvenes peregrinos son tan, o tan poco, responsables, como lo pudieran ser, por poner por ejemplo a los malos oficiales, los nazis. Cuando pensamos en un nazi, muy poca gente piensa en un pobrecito chaval, al que han utilizado unos políticos sanguinarios y corruptos. Las personas tenemos responsabilidad individual. Estamos obligados a reflexionar. No es del todo cierto que entrar en una secta nos libera de toda obligación para con la humanidad. Hay que exigir más.

Los tejimanejes, los intereses. La huida desde la palabra de Cristo (comunista y revolucionaria) hasta lo que queda hoy: acercase a los negritos del África a esperar que mueran de VIH, para decirles “¿Qué tal estás majito?… ay qué bonito“.

PD1: Me eduqué en un colegio Marista. Allí adquirí  el concepto de responsabilidad social, y necesidad de crítica que hoy desarrollo.

PD2: ¿Pasarán los fastos de Fürer eclesial por la parroquia de San Carlos Borromeo?

PD3: Mañana, la segunda parte, con la lectura de los medios. De risa.

Share

El fin de las cejas

Partamos de una base. Imaginemos que Zapatero hubiera realizado una administración absolutamente perfecta. En ese caso, una parte del país la hubiera criticado de igual modo, hubiera protestado y hubiera articulado una oposición basándose en ideas peregrinas. De cualquier manera habría quien, luchando por el poder, hubiera retorcido argumentos líquidos que, apoyados por determinados grupos de presión y poder mediático, hubieran supuesto una respuesta social.

Volvamos a la realidad. Zapatero ha realizado una gestión controvertida, y la oposición mayoritaria se parece bastante a la descrita en el anterior párrafo. Con argumentos escasos y, frente a problemas, sin aportar soluciones más allá del “Con nosotros todo iría mejor“. Tras un par de años percutiendo en ese vacío argumento, Gallardón ya advierte que “en caso de que su partido gobernara, se tardarán más de cinco años en notar los cambios, más de una legislatura”. Ya empiezan a ponerse la venda.

Hablando con unos amigos el sábado, acabaron coincidiendo en que lo que echaban de menos eran determinados gestos de los políticos, de cara a la galería. Las eurodietas, los dos sueldos de Cospedal y Pajín, los presupuestos en asesores… Es decir que el descontento, más que con una administración, lo era con la clase política en general. En el fondo nadie es tonto. A pocos se nos escapa que esta crisis es eminentemente internacional, y que si España la ha notado con virulencia, es porque no es Inglaterra, Francia o Alemania, y nunca lo ha sido. Es decir que sea del color que sea el ocupante de la Moncloa, lo que verdaderamente nos preocupa: precio de los pisos, reducción del poder adquisitivo, falta de un plan nacional de educación… no hubiera variado en lo sustancial.

Por otro lado, si lo que queremos es valorar una gestión, la diferencia entre política de izquierda y de derecha, es muy sencilla. Más que en otra cosa, hemos de fijarnos en los impuestos durante las legislaturas. Política de izquierda es grabar más al patrimonio (aumentar los impuestos directos) que al consumo (los indirectos), y también lo es que los impuestos sean progresivos (pagas más cuanto más tienes) que regresivos (a la inversa). Hagan balance de las reformas fiscales para valorar lo que se ha hecho, y si ha sido de izquierdas o no el gobierno.

En definitiva, el barniz de los años convertirá la presidencia de Zapatero en una época amable, en la que crecieron los derechos sociales, continuó la desigualdad económica, que procura la estabilidad de los gobiernos (ya que obtienen el apoyo de los grandes capitales), y resultó cómoda e insulsa, de no ser por una crisis que se devoró lo que se le puso por delante.

Una legislatura de perfil tan bajo como la que está por llegar. Con sistemas políticos que premian la baba, con políticos soft como los Pepiño, Montoro, Pastor, Soraya… sin ideas ni personalidad más allá de las instrucciones que les llegan cada mañana en un documento word. A todas estas, IU se diluye como fuerza política, machada por el concepto del “voto útil”. La gran mayoría de los españoles no confía en que PP o PSOE sean capaces de mejorar en nada sus vidas. Ni Rajoy ni Zapatero llegan al 4 en su valoración pública, por tanto ¿Cuál es el voto verdaderamente inútil?

¿Los problemas? La educación, el cortoplacismo, la apuesta por el emprendimiento, el apoyo al talento, la ayuda a los jóvenes, la igualdad social y de derechos, la burocracia, la falta de un plan energético, la dependencia de unas pocas grandes fortunas, la valoración de la demagogia… lean. Lean del Siglo de Oro, hasta nuestros días. En nuestra literatura están los signos de identidad de un país por el que parece que no pasan los años.

Share

El puto APR

A ver si nos aclaramos, porque todo esto es bien facilito. Vivo en un área de prioridad residencial, en adelante APR, lo que significa que sólo pueden atravesarlo en coches de residentes y, si no lo eres, un residente tiene que autorizar esa matrícula, demostrando que lo es. Sí, las mudanzas, mensajería, visitas de amigos y familiares, son un coñazo, lo sé. El rollo es que cada vez que alguien viene, tienes 48 horas para personarte en la oficina del APR, o mandar un mail, para que no le caiga al propietario del coche una clavada matemática de 90 pavos. Si lo haces vía mail, tienes que estar atento al correo durante esas 48 horas, porque si no te autorizan, tienes que volver a intentarlo y vas listo.

Pasa un coche a mi casa, mando el correo, como otras sesenta y tres veces antes, y la respuesta no llega. Me doy cuenta al tercer día, porque de sesenta y tres envíos de matrículas, es normal que en uno tengas algo mejor que hacer que mirar el correo durante 48 horas -como pille fin de semana no contestan hasta el lunes- a ver si los mamones del APR han autorizado la entrada o no. Llega la multa ipso facto. Me planto en la oficina de tráfico, sita en a tomar por el culo, perdiendo una mañana de curro. Allí presento alegaciones que, antes de que Gallardón saliera al grito de ¡Recaudemos! me habían dado resultado. Acredito mi residencia, la matrícula, el mail enviado y la autorización para esa misma matrícula de otra fecha. Es decir: soy yo, os mandé este mail que no contestasteis vosotros, y este coche ya ha pasado por esto.

A los meses vuelve la multa, han tirado el recurso, así que nos invitan a pagar, o volver a recurrir. Volvemos a recurrir, otra mañana de curro perdida, en la misma oficina de a tomar por el culo, donde ahora nos dicen que no, que vayamos a la oficina del APR, donde está el verdadero protagonista de todo esto, nominado desde ahora como EL GILIPOLLAS, quien nos debe entregar un papel en el que ponga “tenemos problemas con los correos de hotmail, no llegan“. Mañana perdida. Perdemos otra mañana más -y van tres- yendo a la oficina del APR, donde el gilipollas indica que, al ser sábado, no está su superior y que, por tanto, nadie puede hacer el papelito que ponga que su servicio online es una mierda tercermundista -si se les llena la cuenta de correos se peta, y caen multas también-, así que mejor que me pase el lunes, que estará su jefe. Le digo que llevo una colección de mañanas perdidas y, el gilipollas me suelta con sus dos cojones, exponiéndose a un brote de ira, que “la Administración es así“. Busco la cámara oculta.

Hoy pasamos a la oficina del APR, perdiendo otra mañana, a ver si está su jefe. El gilipollas llega a su oficina a las 10:15 -una hora menos en Canarias-, indicando que su jefe, en realidad, trabaja desde la oficina de tráfico. Sí, la de a tomar por culo. Lejos de sacarle los ojos de las cuencas, meterlos en un sobre, y enviárselos a su madre para que haga sopa, le decimos que, dado que el error es suyo, deberían redactar un documento, donde indiquen los problemas que tienen con la recepción de los mails, documento que se niega a hacer tanto el gilipollas, como su jefe que, desde el teléfono, aclara que no es su problema.

Dadas las circunstancias la cosa está así: nos quieren robar 90 euros, nos han hecho perder seis mañanas, de momento, nos toman por imbéciles, su servicio es lamentable y estafa a los ciudadanos, no reconocen su error, el gilipollas está haciendo oposiciones para que le abra la cabeza con un extintor, y las lleva muy bien preparadas. Desgraciadamente continuará, probablemente vía OCU pero, sí algún día pasáis por la plaza del General Vara del Rey, entrad en una oficina azul y, si son más de las 10:15, tiradle una cacahuete al gilipollas.

PD: Larra dijo más o menos esto, pero con otras palabras.

foto: http://www.flickr.com/photos/64247734@N00/

Share

Final europea

EL RÁBANO

Ayer, según ha filtrado la Casa Blanca, Obama llamó a Zapatero para apretarle las tuercas. Eso, unido a las consideraciones de la Unión Europea -nos ayudarán, porque a los ingleses, alemanes y suecos les mola tener una segunda vivienda en la Costa del Sol, pero debemos asumir ciertos criterios de re-convergencia- ha precipitado el Consejo de Ministros del viernes, donde se tomarán las medidas adelantadas en el día de hoy en el Congreso, es decir, en la representación teatral de los políticos/actores para los ciudadanos/telespectadores.

Digo yo que la Casa Blanca podría haber llamado para adelantar que su sistema financiero estaba podrido, antes de que nos estallara en la cara. También podría haber llamado para decir que son responsables y que, pese a su marketing electoral, Obama no ha tocado a los responsables de la crisis. Y los de la Unión, podrían habernos dicho algo cuando, con los tipos por los suelos, hacían negocio con el suelo y las casas de nuestro país. Un órgano de gobierno en el que Berlusconi tiene voz y voto, tiene poco bagaje para ejemplificar. Un órgano de gobierno que ha podido intervenir en Grecia hace tres meses, y que ha estado dando cancha durante ese tiempo a especuladores bursátiles, tiene una catadura moral, cuando menos, regular.

Comparece el Presidente, fuente de todos los males de la Historia de la Humanidad, con las orejas gachas, reconociendo que “tiene que hacer una declaración que no le gustaría realizar a ningún Gobierno de ningún país“. Recortes en el gasto social. Lo que pedía la derecha tanto española, como la europea, que es la que impera en la Unión. Comparece el jefe de la oposición -puesto a dedo- que, desaprovechando la posibilidad de tener un gesto de elegancia y grandeza, apela al “ya te lo decía YO“, con un tono sucio, como si en el caso de que él hubiera gobernado, no hubiera pasado nada en las bolsas, ni se hubiera liado la Lehman Brothers, porque el jefe de la oposición, como demostró gestionando lo del famoso petrolero, es un espabilao.

Me pregunto qué puede llevar a un político a tener tan poca visión periférica de la situación, a ser un estratega y diplomático tan pésimo. Sinceramente creo que si hoy Rajoy sale poniéndose como un mártir dispuesto a tirar del carro -ya que se adoptarán las políticas que él pedía, sin proponer ni una sola, ya que decir que congelas salarios a los funcionarios o pensionistas, quita votos-, mientras espera pacientemente las elecciones, multiplicaría sus posibilidades, y agrandaría su imagen (algo que, sin duda hubiera hecho Gallardón, de ocupar su puesto), por lo que supongo que detrás andará Esperanza, que lleva tiempo tensando el partido a la derecha desde que los Legionarios quedaron tocados. Una imagen catch all (global, que guste tanto a derecha como izquierda) perjudica bastante las aspiraciones de la propia Aguirre que, entre Gürtel madrileño y valenciano, tiene a su presidente cogido por las pelotas.

LOS QUE COGEN EL RÁBANO

Los desayunos de la Primera: tertulianos.

+Lucía Méndez: defiende la actuación agria, recriminadora y de chulo de clase de octavo, de Rajoy. Lucía ha sido redactora de El Mundo, desde su fundación hasta nuestros días, sólo interrumpiendo su labor para ser Secretaria de Estado de la Comunicación en el gobierno de Aznar, puesto del que salió para ser redactora jefe del diario de Pedro Jota. Vasos comunicantes.

+Eduardo San Martín: un tipo que dirigió el ABC, pero con una dilatada trayectoria en medios, desde la Cadena SER, hasta CNN+, pasando por otros de VOCENTO. El caso es que lo que le ha indignado es que “tenga que ser el de fuera quien nos guíe“, refiriéndose a la UE.  Me recuerda a un tipo que conozco, que siempre lleva en la boca que montó una empresa para “no tener jefe”, aunque se esté autollevando a la ruina. Joder, no sabe que tener una buena dirección es lo mejor que te puede pasar. Al lío, que el tertuliano en cuestión, basa todo su argumento en esa premisa absolutamente primitiva y de boina a rosca “me da rabia que tenga que ser de fuera“. Sin mayor comentario: como aquí no se vive en ningún lao, la furia, y toda esa mierda que nos ha hecho ir siempre por detrás.

+Joaquín Estefanía: era el tertuliano del PSOE (este país es así, tertulianos de ambos partidos), vinculado con el Grupo PRISA, tiene mayor peso específico en lo económico, ya que tiene publicados varios ensayos económicos. Igual que yo, esperaba un gesto de elegancia por parte de Rajoy. Más por responsabilidad histórica que por otra cosa.

Europa manda en el Congreso y, esta noche en todas las teles colchoneras. Mañana hablamos del Atlético, sus directivos, Pellegrini y la prensa deportiva, con nombres y apellidos.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=RAi0JRZPvUY]

Share

La pregunta de Alberto de Mónaco

Cuando se dieron los Juegos a Londres todos sabíamos que los de dosmil dieciséis no podían ser para Europa. Ni siquiera cuando se los cedieron a la pírrica Atenas, en el centenario de los Juegos modernos, a modo de homenaje, se saltó la ley de la rotación de continentes. Eso lo sabían todos los miembros del COI, vosotros, yo, Gallardón, y todo ser vivo que lleve unos pocos años en este planeta. Pero, sin embargo, Madrid se presenta candidata, ¿Por qué?

Si hablar de lo ridículo que sería que una ciudad tan caótica, de un urbanismo tan absurdo, donde la corrupción se ve en el diseño de cada plazoleta, con tal cantidad de mierda en el aire, embotellamientos de tráfico y falta de la infraestructura informal (no hablo de estadios, hablo de comunicaciones, espacios, y mentalidad que construyan un ambiente realmente deportivo, práctico, rápido). La candidatura de Madrid nace muerta, pero sus representantes, temerosos de reconocer la batalla perdida, de quedarse sin su cruzada personal, haciendo gala del estilo político español (esto es, personalista, ausente de un compromiso colectivo), se lanzan a un carrera cuyos costes, por cierto, no han aparecido en ningún lado.

Lo peor de todo, lo que peor huele, es la alineación de todos los medios de comunicación con la decisión suicida. Si bien al anunciar la candidatura algunos -principalmente bien relacionados con el PSOE– se mostraron escépticos, conforme se acercaba la fecha de elección todos comenzaron a salivar, viendo en la organización de tal chocho deportivo, una última tabla de salvación ante la crisis galopante propiciada por la falta de ingresos publicitarios. Todos veían posibilidades, como si esa regla que, como señalé en el primer párrafo, todos conocíamos, no existiera.

Merced a ese lucrativo espíritu, radios, teles, prensa y digitales, nos contaron, minuto a minuto, cómo se constituían lobbies, cómo las más altas instancias se juntaban con tipos, prometiendo el oro y el moro, esto es, comprando su voto. Con todo el morro lo han contado sin valorar, en ningún momento la moralidad de las acciones, sin cuestionar en absoluto el método de elección, más propio de la película Los bingueros que de un planeta ojiplático ante la crisis. Por lo menos han tenido la decencia de no entrar en el dinero que la delegación española ha invertido en jamones, abrigos de visón, o putas, en su estancia en Copenhague.

Esas mismas prácticas denominadas  lobbies son las que le dicen a un presidente de gobierno que debe subir impuestos a los que menos recursos tienen. Son grupos de presión compuestos por las principales energéticas, los grandes bancos, y demás gente guay monopolista e influyente. Igual que nos cuelan que la rotación de continentes es un mito, nos cuelan la canción neoliberal, negando los monopolios que presiden o gestionan. Pero esas negociaciones no las conocemos, es una pena.

A modo de anécdota, de esas que tanto me gustan por cuanto me parecen relevantes, el vicealcalde Manuel Cobo, reconoció que fumaría algún cigarro la tarde de la elección, declaración políticamente incorrecta donde las haya, en plena época de castigo a los fumadores, donde sólo fuman ya los malos de las pelis. Imaginad el grado de relax para con la imagen moral: todo vale. Los medios han insistido en el apoyo popular, basándose en un acto en el que se juntaron doscientasmil personas -según la generosa organización- en la plaza de Cibeles. Tengamos en cuenta que Madrid tiene seis millones de habitantes, que cantaba Bisbal gratis -en Guadalajara cobró veinte euros y metió veintemil personas en un estadio- y que Rouco junta seiscientasmil almas (nunca mejor dicho) cada vez que decide estornudar sus proclamas en la capital. Gran apoyo popular, sin duda.

No hemos quedado sin Juegos, una pena. Con lo buena que era nuestra candidatura. Mañana nadie recordará nada: ni la pasta que ha costado, ni la responsabilidad de semejantes lumbreras, ni las prácticas chapuceras y corruptas, ni nada de nada. Genial. Viva el espíritu olímpico, y viva Colacao.

Share

Paro, siesta y días de fiesta

“Esta mañana he puesto la tele y había un programa en el que salían unas señoritas con sus novios que se habían acostado con otras señoritas que también estaban allí. Se pusieron a discutir y llegaron a las manos. Cejota, no me dirás que esa gente vota, ¿Verdad?”

El ala oeste de la Casa Blanca

El señor don Carrefúr ha dejado a miles de hombres, mujeres, jirafas y niños sin bolsas de plástico. Adiós a las señoras con bolsas en la cabeza cuando llueve, o a las marujas que portaban en ella sus enormes monederos, repletos de fotos de la mili de sus hijos, el bigotazo setentero de su marido y otras lindezas, cuando salen a caminar. Caminar es un marudeporte genial, la leche. Creo que en Madrid 2016 será deporte olímpico. Gallardón está convencido de ello, quizás sea de lo único que está convencido. Lo que pasa es que las señoras se enfadan porque no logran tener el cuerpo de Elle McPherson y echan pestes, y ponen la tele y dicen que todas están operadas, y que el físico no importa.

PTDC0027Estábamos con lo de las bolsas de los supermercados franceses que preside Arias Salgado, el que fuera ministro del PP (gold jubilation), que son ecologistas de la leche y no quieren que se derrita el Polo, porque si los negros vienen a quitarnos los puestos de trabajo y a pegarnos el SIDA, pues los pingüinos pueden hacer de nuestra cultura laescuelaCristo. En realidad lo que pasa es que ahora las venden, pero el rollo ecológico ha entrado desde hace bastante en el márketing. Total que nos van a cobrar las bolsas y les damos las gracias. Aunque si al móvil, las llaves, el monedero, el mp3, y la gomina en bote, hay que añadir las bolsas, habrá que ir a la compra con la mochila de Juanito Oiarzábal, o del otro montañero que palmó este verano y, fruto de la falta de noticias, casi es convertido en héroe nacional, o torero póstumo.

Con los problemillas económicos del país, observamos determinadas prácticas relevantes e ilustrativas. Por un lado, a la salida del Ikea, podemos encontrar furgonetas particulares adornadas con bonitos carteles hechos con un folio y un boli Bic (¿Es el fin de la imagen corporativa?) que ponen “transportes”. Unos panchitos aseguran llevar los muebles a tu casa por la mitad de dinero que lo hacen los suecos montamaderas. Por otra parte, ya son varios los supermercados  que encierran el chocolate de hacer en esas cajitas de metacrilato, que otrora estuvieran destinadas a las botellas de alcohol bueno, los condones, o las colonias de postín. Valen dos euros y medio. Vivir para ver. Cualquiera que saque la lectura del castigo y vigilancia a todo aquel al que le gusta beber, oler bien, follar, y comer chocolate, se solidarizará con mi manía persecutoria por parte del Gobierno o, lo que es lo mismo -como hemos visto antes- los supermercados.

Share