Cero

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=utcDgH8tyuo]

La intrahistoria de la música. El culto a la bambalina. El cruce de caminos entre entes desnortados. La industria es un monstruo de cartón gigante y absurdo, con peligro de arder en cada esquina. De sus tripas se desprenden músicos y estrellas, mientras emergen gladiadores de local de ensayo. Entre medias el arte. Siempre se puede hacer arte. Somos arte.

Share

Notas de pre-sábado

– Ayer bromeé en el Casa Patas (cumple de la manolita) con que con el año que llevo, Fernando León debería ir siguiéndome y tomando notas. Me lo acabo de cruzar en la calle Santa Isabel. Me estaba mirando. Prepárense, “Alberto.2008” muy pronto en sus pantallas.

-Las estoy pasando regulares. Hace mogollón de post dije que la del Mini era lo que me faltaba para este año. Firmado y rubricado. Soy un autonostradamus. He pedido refuerzos: mañana viene el Rat Pack a comer a casa (Jóse, Víctor, Manso) y el domingo me voy a Guada a ver a los chavales. La familia…

-En una cuñas de la SER ironizan con determinadas leyes frikis de los yankis. Una de ellas dice que “De acuerdo con las leyes del estado de Kentucky, cada persona debe bañarse al menos una vez al año”. Qué risa. Aquí dice que todos tenemos derecho a una vivienda y trabajo dignos. Empate a uno.

-Y como me gusta innovar, estreno una sección para los viernes:

LAS TRES RECOMENDACIONES VIDEO-MUSICALES

La primera el Parte de cero. Ya está colgado el nuevo capítulo:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=UuRAUwgCIBE]

La segunda . Soy un fanático de la gente que hace versiones caseras de canciones y las cuelgan en youtube. Este chaval, amén de follarse a todas esas quinceañeras guiris que vemos en las series americanas, Brad Doggett es uno de mis favoritos:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=Eeb32cqlX08]

Y la tercera es igual que la segunda, pero aquí, el hijo de sir Alex Ferguson, que follará bastante menos que el anterior, canta muy mal, y tiene peor entrecejo que cortinas, pero saca la versión del Blackbird con una jodida guitarra de juguete.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=ZXz5SzH6SSY&feature=related]

Disfruten.

Share

Cuando sólo quieres ver la luz

Tranquis, no será un post demasiado meloso, aunque tenga título de canción de Manolo García. Es sólo que es lo que siento. Aunque hemos sufrido un duro revés, es de éstos que presientes serán buenos a la postre (no como cuando TVE nos robó un programa… hijosputaaa). Necesitábamos movimiento y aquí lo tenemos. Antes de lo previsto, pero bueno. Igual de ésta salimos reforzados y acabamos siendo la versión audiovisual de Paco el Pocero, ese grande.

Ayer me llamó Sergio, de Nosolocómicos para ofrecerme un bolo en lugar del que debería hacer hoy (a nivel monólogos) será el día 9 a las 10:30 en la sala La Buena Dicha. No sé por qué, pero los monologuistas casi siempre actuamos los jueves, como si supieran que es mi día favorito para salir… Por cierto que no entiendo por qué en mi myspace me ponen publicidad de clínicas de rehabilitación contra el alcoholismo… bueno, lo peor es que sí lo entiendo… jodíos equipos de márketing.

Ayer estuve con Jesús, el ninja, que ya era hora. Es de esta gente entrañable con la que te apetece mogollón estar, pero una montaña de indiferencia te imposibilita quedar. El típico caso de avercuandoquedamismo. Y Álvaro Moro, que es un tío al que tengo en gran estima, me llamó para preguntar si estaba seguro de que quería protagonizar un corto de la actriz Raquel Escribano (que lo está petando en Canal Nou con L´alqueria blanc, o algo así se llama la serie) Que si me veo capaz, me pregunta el hijoputa. Le tengo en un poquito de peor estima hoy. Si Dani Martín es actor, yo puedo ser el nuevo Gary Cooper (aunque ya soy el Benn Affleck de Lavapiés). Será gili

Ya tengo editado el reportaje de la boda aquella a la que tuve que ir por no perder la amistad con mis colegas. Ha quedado gracioso, pero yo salgo mogollón. No se puede ser juez y parte, seguro que Popi raja porque soy un jodido narcisista, pero mira. Con un poco de suerte lo cuelgo en breve y os deleito con un docu-reality agropecuario. Por cierto que el Parte de cero, desde que es portada de Youtube está creciendo exponencialmente. A ver si nos forramos.

La verdad es que nunca creí que Parte de cero (como tal, gratis en Internet) nos llevara a sitio alguno, pero igual acaba sonando la flauta. Tampoco soy tan orgulloso, si nos saca de pobres no me cuesta un cojón reconocer que el empecinamiento de Jóse (el de su fondo, el de sus formas es irreconciliable) ha dado sus frutos. Ojalá me trague el escepticismo y triunfe, lo merece. Sobretodo por la brecha que representaría para con la forma tradicional de la industria de la tele, y por el lado humano, que nuestro curro es un coñazo de cara a relaciones de pareja y demás.

Y nada, de repente la luz del móvil se enciende y tengo un mensaje.

Share

No me apetece nada

Pues mira sí, lo llevo con una mezcla de resignación y optimismo, pero me siento un poco como Zapatero, subido encima de la crisis y diciéndo que… por lo menos estás subido en algo. Pero una parte de mí está contenta, y con cierta esperanza. Probablemente me la pegue, porque vamos buscando la superviviencia a contrarreloj y, en algún momento me la tengo que pegar, pero sé que, en este tipo de circunstancias es donde entro en valor, donde templo los nervios, sé que he de cortar el cable rojo, y saco lo mejor de mí.

Nos vamos de la ofi donde hemos perdido año y medio para nada, y por eso no me dará ninguna pena partir. No tendré que despedirme del mariquita -que se parece al fotógrafo de Yo soy Bea (no veo la serie… bueno… un día haciéndo zapping)- ni de las estiradas secretarias que siempre hablan en la comida de dónde les llevan de paseo sus maridos los fines de semana -ora a la sierra, ora a la playa- ni diré adiós a la morbosa de abajo, a la que llamé puta en el Lamiak aquella noche y que me quiso pegar porque iba drogada hasta las trancas (y porque la llamé puta, no entendió mi fino humor), ni me despediré de los jefazos que van vestidos como periodistas americanos de los años veinte, ni del técnico que se parece a Pippo Inzhagui, ni de Claudia, la recepcionista bipolar… ni de nadie, porque a nadie voy a echar de menos.

Recojo en una caja de cartón, rollo yanki, mi portafotos con Sarkozi, mi Mini rojo de juguete, mis bolanieves de Berlín y Portugal que me trajeron Paco y yo mismo, mi entrevista a todo color de Dani Güiza, mi postal de papavoitila en la que pegué dos condones, y el autógrafo que nos firmó el mítico Oscar Ladoire

Adiós Telefónica. No te quiero ver ni en el móvil.

Además suspendido el monólogo del jueves porque la sala no reúne las condiciones adecuadas (acabaré debutando en el Madison Square Garden)

Os dejo el último capítulo de Parte de cero. La verdad es que Jóse se sale…

[youtube=http://es.youtube.com/watch?v=f2ID-3_DAD8]

Share